•   China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cubano Guillermo Rigondeaux no tuvo problemas para noquear al 1:44 minuto del primer asalto, al tailandés Sod Kokietgym, en el evento especial de Top Rank en la Arena Cotai de Macao, China, donde el ex olímpico mostró pegada, fuerza y haber llegado más despierto a la pelea que su rival.

Rigondeaux (14-0, 9 KO) mandó a la lona a Kokietgym (63-3-1, 28 KO) con un fuerte golpe de mano izquierda en forma de gancho del que simplemente no pudo incorporarse a la cuenta del réferi y se quedó muy pronto fuera de competencia.

Momentos previos a la caída, Kokietgym ya había visitado la lona quejándose de un cabezazo accidental con el cubano del que se levantó tambaleando rumbo a una esquina para recuperarse, pero al reiniciar la acción, entró muy confiado y ahí Rigondeaux atacó con fuerza y lo mandó de nuevo al tapiz, solo que ahora no podría levantarse lo suficientemente bien para pensar en que podía continuar.

Lo preparó

Antes del desenlace, ‘Rigo’ dejó ver que tenía lista su mano izquierda para cruzar al tailandés, pues recibió al menos un par de manera sólida que le hicieron retroceder y bajar su intensidad en el pleito.

‘Rigo’ defendió con éxito los cetros de peso supergallo avalados por la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Asociación Mundial de Boxeo (AMB) que unificó el año pasado, cuando doblegó al filipino Nonito Donaire en Nueva York.

Rigondeaux ganó su octava pelea con un cetro en juego y terminó además por la vía rápida su última pelea con Top Rank para quedar ahora como agente libre y buscar un nuevo promotor, alguien que quizá guste más de su estilo y busque darle mayor proyección tras las desavenencias con el promotor Bob Arum.

En otros resultados, el hawaiano de sangre filipina, Brian Viloria, noqueó en cinco episodios al mexicano José Alfredo ‘Diablito’ Zúñiga, quien no resistió el fuerte castigo al cuerpo del púgil estadounidense y no pudo responder a la cuenta del réferi.

Por su parte, el ex olímpico Egor Mekhontsev noqueó en tres asaltos a Mike Mirafuente, luego de obligar a su esquina a aventar la toalla y dejar una vez más muestra de su poder para llegar a 4-0 y 4 nocauts.