• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con la pésima actuación de la Selección Sub-20 en las eliminatorias mundialistas, los pretextos de Enrique Llena se hicieron sentir y, entre otras cosas, señala a los 10 jugadores sancionados por abandonar el campamento nacional previo al torneo, como los principales responsables de lo mal que la pasó en el torneo, en el que sufrieron 5 derrotas y permitieron 21 goles.

Sin embargo, entre los jugadores consultados por El Nuevo Diario, explican lo que consideran las verdaderas razones por las que se marcharon del campamento en Diriamba.

“No sé de dónde saca (José María Bermúdez –Chema--) que estábamos pidiendo pago. Lo que solicitamos es que nos dieran más viáticos, porque lo más que daban era 610 córdobas al que vivía más largo. Con eso debía resolver para el transporte de ida y regreso”, dijo un jugador que pidió el anonimato por temor a más represalias.

“También nos daban 30 córdobas al día como ayuda, como le llaman ellos. Pero creímos que debíamos recibir más, porque había días que con los entrenamientos queríamos comer algo más, porque la comida no era buena. Por eso pedimos una reunión con Chema, para plantearlo, porque se suponía que habíamos quedado en otro arreglo y no este”, agregan.

“Son una carga”

En la reunión con Chema, los jugadores explican que se sintieron mal cuando el secretario general de la Federación llegó y les dijo que más bien “éramos una carga para la Selección. Que no debíamos ni comer los fines de semana en el campamento, y que si no les gustaba, el que quisiera que se fuera a la v…”

“Todos nos asustamos de cómo nos habló Chema. Cuando se fue, le dijimos a Llena cómo nos trató Chema y solo dijo que lo entiendiéramos, porque él era muy bromista. Pero nosotros no lo vimos así, porque nadie le daba bromas a él”, explica.

Al final, enfrente de todos, “Llena nos dijo que el que se quisiera ir que se fuera, y él no nos iba a sancionar. Lo dijo delante de todos y ahora lo niega. Creímos en él, pero quiero que entiendan que solo nos fuimos porque no teníamos condiciones para estar ahí. La comida no era buena, muchas camas no servían y amanecíamos adoloridos. Ahora nos sancionan, lo que me parece injusto”.

Chema riposta

El secretario de la Federación argumentó que están contando mentiras, que jamás ha tratado mal a nadie y que ellos estaban exigiendo pago, cuando en realidad “no son nada como jugadores. Y no me mal entiendan, me refiero a que no son jugadores de Primera División, no tienen una carrera hecha, están en formación; ahora imaginate cuando lleguen a Primera, cuánto van a pedir... Creo que a nadie deberíamos de exigir porque venga a la Selección. Mira, ni la Selección Mayor nunca nos ha hecho esto”.

El federado asegura que no maneja el detalle de cuánto le daban a cada uno. “Pero era lo suficiente para moverse a donde fueran. No me parece que era para que nos hicieran esa rebelión”, expresó.