•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una vida llena de sueños y desafíos le esperan a Norvin Olivas, pítcher ganador de la Selección de Nicaragua que venció a Estados Unidos, en la final del Torneo Panamericano de Béisbol Infantil “AA”, en Mazatlán, México.

Olivas estuvo ayer por primera vez en el Estadio de Béisbol Infantil “Roberto Clemente”, con su equipo “Los Cachorros” de Palacagüina, para sostener un convivio de juegos amistosos con el equipo “Los Amigos”, de Managua, en donde participaron más de 120 niños.

Mientras iniciaban estos juegos, el niño de 11 años comentó un poco de su vida y los récords que ha logrado desde que juega la pelota en Las Tunas, comarca de Palacagüina, natal, en donde las felicitaciones no han terminado para Olivas de parte de sus compañeros de clases, profesores y familiares, tras ganar la medalla de oro en el país azteca, hace tres semanas.

Olivas, el mayor de tres hermanos,tuvo sus inicios como pitcher a los nueve años precisamente con “Los Cachorros”, y desde que él recuerda hasta entonces, solo ha perdido tres juegos en la colina en todas sus competencias, y además ha ganado dos medallas. La actual dorada con la selección, y una de bronce, obtenida en un torneo juvenil categoría “A”, en su ciudad natal. Además, del trofeo de primer lugar de su categoría en el Campeonato Nacional 2013, conquistado ante Managua.

Mucho sacrificio

Sin embargo, estos logros tienen un valor incalculable para Olivas, porque los ha tenido que combinar ayudando a sus padres Norvin José y Marling Olivas. “Norvin viaja tres kilómetros en su bicicleta para ir a su colegio, y luego tiene que trabajar con su papá cultivando la tierra y cargando leña”, apuntó Joaquín Casco, manager de Olivas en el equipo de Palacagüina y un gran creyente en el enorme futuro que le espera a este pequeño gigante.

“Soy bueno en matemáticas, ciencias naturales y en convivencia. Y mi jugador nacional favorito es Jimmy González porque le pone interés al juego. En las Grandes Ligas me gusta como juega Robinson Cano, porque es muy habilidoso en segunda base”, señala Olivas, a quien le gustaría jugar en el béisbol organizado con los Nacionales de Washington.