•  |
  •  |

El técnico del Boca Juniors, Miguel Angel Russo, se mostró confiado este sábado sobre las posibilidades de su equipo en el Mundial de Clubes de fútbol, que comenzó el viernes, y ve a sus hombres capaces de derrotar al favorito AC Milán, pese a la ausencia de Juan Román Riquelme.

El Boca Juniors, que igual que los italianos está clasificado directamente a semifinales, comienza su participación el miércoles en el Mundial de Clubes contra el vencedor del partido de cuartos de final que disputan el domingo en Tokio los mexicanos del Pachuca y los tunecinos del Etoile du Sahel.

La FIFA no permitió a Riquelme participar en el Mundial de Clubes, tras su traspaso a Boca por parte del Villarreal español, debido a que el club argentino no lo inscribió a tiempo en una lista preliminar de jugadores.

"Creo que no es fácil encontrar a un jugador que pueda cubrir el hueco dejado por Riquelme, pero tenemos fantásticos futbolistas que lo pueden reemplazar", explicó Russo.

El centrocampista de 29 años fue el artífice principal del título boquense en la Copa Libertadores, que dio al equipo argentino el billete a Japón, cuando estaba a préstamo por parte de Villarreal.

El capital de Boca Juniors, el delantero Martín Palermo, afirmó que la ausencia de Riquelme "es mala para nosotros y nos deja tristes".

"Es un jugador con experiencia y no se asusta ante la presión. Debemos encontrar a quien lo sustituya y debemos ir a ganar con los jugadores que tenemos", señaló.

AC Milán quiere vengarse de la derrota en la final de la Copa Intercontinental de 2003 contra Boca Juniors, y una de sus principales bazas será el flamante Balón de Oro, el brasileño Kaká.

Pero el centrocampista Sebastián Battaglia, otro jugador que perteneció al Villarreal, como Riquelme y Palermo, afirma que no les asusta medirse al brasileño.

"Se que es un jugador formidable. Pero tenemos buenos defensas y nunca le dejarán jugar cómodo. Si Kaká llega al área, lo pararemos, igual que hemos hecho contra otros grandes jugadores", indicó.

Boca Juniors y AC Milán han ganado tres Copas Intercontinentales cada uno, un récord que comparten con Peñarol, Nacional de Montevideo, Real Madrid y Sao Paulo. Un triunfo en esta edición del Mundial, colocaría a uno de ellos como dominador en solitario del máximo galardón a nivel de clubes.

Además, este año se acabará con el dominio brasileño en la nueva competición del Mundial de Clubes, que ha sido ganada hasta ahora por Corinthians en 2000, Sao Paulo en 2005 e Inter de Porto Alegre en 2006.

Palermo, que marcó dos goles en la victoria por 2-1 de Boca Juniors en la Copa Intercontinental de 2000, afirmó que sueña con marcar más tantos en esta ocasión.

"Sólo puedo decir que me encantaría anotar de nuevo. Los goles que marqué contra el Real Madrid fueron algo especial y nunca olvidaré aquel día. Me haría inmensamente feliz poder marcar de nuevo tantos tan importantes en la historia del club", indicó.

El técnico boquense, Miguel Angel Russo, sabe que antes de una eventual final contra AC Milán debe pasar el obstáculo de semifinales contra Pachuca o Etoile du Sahel.

"Estuve estudiando a estos equipos y tienen muy buenos jugadores. Debemos tener cuidado con sus líneas de delanteros. Tenemos que poner atención en defensa y hacernos con la posesión de la pelota, ya que yo también quiero que mi equipo ataque", afirmó Russo.