•   Los Angeles  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La oferta de Steve Ballmer para comprar el equipo fue cerrada el martes luego de que la entrada de un pedido a una Corte de California confirmó la autoridad de Shelly Sterling para vender el equipo a nombre del fideicomiso de la familia Sterling, anunció la liga.

La junta de gobierno de la NBA aprobó previamente la venta de los Clippers a Ballmer, otrora principal oficial ejecutivo de Microsoft, quien hizo una oferta de 2 billones de dólares en mayo. Fuentes dijeron a Ramona Shelburne, de ESPN, que los dueños aprobaron la venta del equipo el 15 de julio.

“Me siento honrado de ser el nuevo dueño de Los Angeles Clippers”, dijo Ballmer en un comunicado difundido por el equipo. “Los fans de los Clippers son sorprendentes. Han permanecido leales a nuestra franquicia a través de tiempos extraordinarios. Seré fuerte en darle al equipo, a nuestro gran entrenador, al staff y a los jugadores, el apoyo que necesitan para hacer el mejor trabajo en la duela”.

Ambiente complicado

La adquisición de los Clippers por Ballmer termina con semanas de forcejeos legales entre Shelly y Donald Sterling, el billonario de 80 años marginado por la NBA a comienzos de año por hacer comentarios ofensivos en contra de los afroamericanos. Se espera que Donald Sterling someta su apelación en contra de la venta, dijeron fuentes a Ramona Shelburne.

La NBA, mientras tanto, radicó una contrademanda en la Corte federal contra Donald Sterling y el fideicomiso de la familia Sterling, diciendo que causó “un daño devastador e incalculable” a la liga, de acuerdo a Los Angeles Times.

La contrademanda fue en respuesta a la demanda antimonopolio que radicó Donald Sterling contra el comisionado Adam SIlver en junio. De acuerdo al Times, la liga está buscando recuperarse de los daños de los comentarios controversiales de Donald Sterling.

Ballmer fue uno de los seis postores que expresaron serio interés en comprar los Clippers, que previamente fueron comprados por Sterling en 1981 por US$12.5 millones.

“Estoy emocionada de que los Clippers tengan ahora a un maravilloso dueño”, dijo Shelly Sterling, quien como parte del trato le fueron dados los títulos de “fanática número uno de los Clippers” y “dueña eméritus”. “Estoy feliz por el equipo, por los fanáticos y por los auspiciadores y por la ciudad de Los Ángeles”, dijo.