•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El multicampeón olímpico Usain Bolt ganó ayer sus primeros 100 metros este año, en una carrera de exhibición en Río de Janeiro, sede de los próximos Juegos Olímpicos de verano.

Bolt, doble campeón olímpico de 100 metros, 200 y del relevo 4x100, paró el cronómetro de la carrera “Mano a Mano” en 10 segundos y 6 centésimas, un tiempo mayor al esperado —“menos de 10 segundos”, había pronosticado el propio atleta el viernes—.

La salida fue mala, pero rápido se recuperó y sacó una buena distancia al británico Mark Lewis Francis (10.42) y el brasileño Jefferson Liberato (10.44), que completaron el podio, y al estadounidense Wallace Speerman (10.45), cuarto.

Estaba pesado

“Creo que la salida fue pobre, pero me recuperé en el camino. Sentí un poco pesado, creo que necesito correr más carreras (...). Con un par de carreras estaré mejor”, dijo el hombre más rápido del mundo a la televisión Globo.

Fueron los primeros 100 metros de Bolt, ya recuperado de una lesión en el pie que le impidió entrenar a principios de año.

El jamaiquino corrió la distancia por última vez en la reunión de atletismo de Bruselas en septiembre de 2013, con un tiempo de 9 segundos 80 milésimas. En el Mundial de Moscú, un mes antes, se llevó tres oros en 100 (9.77), 200 y 4x100 metros.

Bolt fijó el récord mundial de los 100 m en el Mundial de Berlín-2009 con 9 segundos y 58 centésimas.

El atleta visita Río de Janeiro por tercera vez. El sábado compartió con niños de una barriada pobre de la ciudad y jugó un partido de “futvoley”, una mezcla de futbol (su otra gran pasión) con voleibol.

La carrera se disputó sobre una pista levantada en la playa de Leme, vecina de la popular Copacabana, y se corrió bajo un cielo despejado y con mucho sol.

“Correr en la playa es maravilloso”, lanzó el corredor que antes y después de la carrera bailó samba e hizo muecas para las cientos de personas que desde las gradas y la playa le tomaban fotos.

Bolt, de 27 años, disputará sus últimos Juegos Olímpicos en Río de Janeiro en 2016 y su retiro de las pistas está previsto para 2017.