elnuevodiario.com.ni
  •   Chicago  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las bajas de las estrellas que ha sufrido el equipo nacional de Estados Unidos no se notaron para nada en su primer partido amistoso, frente a Brasil, al ganarlo por 95-78.

El encuentro disputado en el United Center de Chicago tuvo como gran aliciente la vuelta a la competición activa del ídolo local, el base Derrick Rose, completamente recuperado de las graves lesiones de rodilla que sufrió las pasadas temporadas.

Rose confirmó que es el nuevo director y líder del juego de Estados Unidos, que también confirmó el gran protagonismo del ala-pívot Anthony Davis, de los Hornets de Nueva Orleans, convertido en el máximo encestador al conseguir 20 puntos con siete rebotes y cuatro tapones.

El base estrella de los Bulls, que anotó siete puntos, dijo tras el partido que “todos sabemos que aquí, en Chicago, el deporte del baloncesto lo es todo”. “Las sensaciones que tengo de cara a la próxima temporada son también muy buenas, pero ahora nuestro objetivo y concentración está con el equipo nacional, que cada día va a más en todos los aspectos”.

¿Sin hombres altos?

Estados Unidos ante las bajas que ha sufrido con los hombres altos, y la de los encestadores Kevin Durant y Paul George, se decidió por una alineación de bases y aleros que fueron siempre superiores a un Brasil que también demostró clase y buen juego, pero inferior al estadounidense.

El entrenador de Estados Unidos, Mike Krzyzewski, se decidió por Rose, Stephen Curry, James Harden, Kenneth Faried y Davis, quien sería la gran figura del partido, como equipo titular.

El mérito de Brasil fue llegar al descanso con solo ocho puntos abajo en el marcador (45-37) y cinco al concluir el tercer período (68-63).

Pero ahí se acabó el intento de Brasil de dar la sorpresa y conseguir la victoria, porque Estados Unidos volvió a incrementar la ventaja por encima de los 10 tantos y todo concluyó como se esperaba, un paseo para el equipo de las barras y las estrellas.

A medida que pasaban los minutos el dominio y la ventaja de Estados Unidos se incrementaron y Brasil, a pesar de tener a jugadores de la NBA como los hombres altos Tiago Splitter (San Antonio), Anderson Varejao (Cleveland), Leandro Barbosa (Phoenix) y Nené Hilario (Washington), nada pudo hacer por evitar la derrota.

Estados Unidos antes de viajar a España, donde defenderá en el Mundial el título de campeón, disputará otros dos partidos amistosos en Nueva York, frente a República Dominicana, el miércoles, y el viernes ante Puerto Rico, ambos en el Madison Square Garden.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus