•   Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) ganó este domingo el Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1, disputado en el circuito de Spa-Francorchamps, por delante del alemán Nico Rosberg (Mercedes), segundo, y del finlandés Valtteri Bottas (Williams), tercero.

Gracias a este nuevo podio, Rosberg, que partía desde la ‘pole position’, se afianza al frente del Mundial de pilotos.

El alemán tiene 29 puntos de ventaja sobre su compañero británico Lewis Hamilton, que abandonó una carrera que empezó dominando pero que perdió tras sufrir un pinchazo provocado por un toque de Rosberg en la segunda vuelta.

La carrera parecía que iba a volver a ser un monólogo de Mercedes cuando en la primera curva Hamilton, que adelantó a Rosberg en la salida, y su compañero empezaban a abrir hueco con el resto de pilotos.

Pero en la segunda vuelta Rosberg chocó con su alerón delantero contra la rueda trasera de Hamilton.

A los pocos metros el neumático reventó y obligó al británico a pasar por ‘boxes’, quedando en la 19.ª posición y estando a la cola del pelotón hasta que se retiró en la vuelta 39.

Aficionados molestos

El público silbó y abucheó al alemán en el podio, quien respondió en la rueda de prensa posterior diciendo que debían “ver las imágenes de la televisión” antes de hacer algún comentario.

“Me siento traicionado. Todo el equipo se siente traicionado. No hemos decidido nada todavía, estamos calientes, pero tenemos que reflexionar, todos juntos, para saber si hace falta imponer órdenes de equipo”, afirmó Toto Wolff, uno de los máximos dirigentes de Mercedes, menos de una hora después de la carrera ante una jauría de periodistas.

“Puede ser bonito para los aficionados, pero si seguimos queriendo ver estas luchas, nos arriesgamos a encontrarnos en Abu Dabi (última carrera del Mundial) por la noche con que hemos perdido uno o dos campeonatos tras haber dominado toda la temporada y nos tomarán por imbéciles”, añadió Wolff.

Del encontronazo entre los dos primeros clasificados del Mundial sacó provecho Ricciardo, quien suma su tercera victoria en la Fórmula 1, tras ganar en junio en Canadá y en julio en Hungría.

Vettel adelantó a Alonso

El australiano Daniel Ricciardo, que suma 25 puntos más, consolida su tercera plaza del Mundial, mientras que Bottas, otra de las revelaciones de la temporada, se subió al podio por cuarta vez en cinco carreras.

El finlandés de Ferrari Kimi Raikkonen terminó cuarto por delante del otro Red Bull, el del alemán Sebastian Vettel, que al final de la carrera protagonizó un gran doble adelantamiento al danés Kevin Magnussen (McLaren) y al español Fernando Alonso (Ferrari), que luchaban por la quinta plaza.

Tras la carrera el joven piloto danés fue sancionado con 20 segundos por “obligar al español a salirse de la pista” cuando intentaba adelantarle.

El castigo le costó a Magnussen terminar 12.º en lugar de 6.º, mientras que Alonso, que fue superado en la pista por el británico Jenson Button (McLaren), terminó séptimo.

El mexicano Sergio Pérez también se aprovechó de la sanción de Magnussen y fue octavo con el Force India, y su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber) terminó 15. El venezolano Pastor Maldonado (Lotus) no terminó la carrera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus