•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La selección de futbol de Costa Rica cumplió su objetivo en el primer duelo de la Copa de Naciones de Centroamérica: dominar a placer, ganar y de forma categórica 3-0 como lo hizo --pudo ser por mucho más--, ante un equipo de Nicaragua que no tuvo más que defenderse, tratar de no permitir goles a una de las selecciones de mayor avance en Centroamérica y el mundo, y todavía buscar un milagro con alguna jugada en contragolpe que le diera un anotación.

Pero qué lejos estuvo de la realidad esa idea del técnico Enrique Llena. Solo Juan Barrera pudo hacer algo más que tirar de media o larga distancia como se hizo en las poquísimas veces que se tuvo. Barrera disparó de pierna zurda pero sin ninguna amenaza para la puerta de Pemberton, aunque la jugada daba para más.

Fue prácticamente un monólogo. Costa Rica con Celso Borge orquestando el balón en busca de Joel Campbell y Marcos Ureña en el ataque, mantuvieron una presión constante sobre la zona Azul y Blanco. Pero defendían Quijano, Téllez, Copete, Casco y Rosas mientras reforzaban la marca, Mejía y Solórzano.

De penal

Los nicas mantuvieron el duelo sin goles hasta el minuto 40 a pesar de una clara disposición de gol de Ureña, reducida a nada por la salida oportuna de Justo Lorente y por otro disparo de Campbell, que era solo para rematar pero la tiró desviada. Y apenas un minuto después de haber salido por lesión de Josué Quijano, su sustituto Medardo Martínez cometió mano en el área, en una decisión quizá muy rigurosa del árbitro. La cobró de buena forma Celso y puso el 1-0.

En el segundo tiempo, el partido fue más difícil para Nicaragua. Se mantuvo lo más que pudo con cierto orden atrás pero era imposible no desgastarse y abrir espacios a un equipo que jamás se cansó de atacar. Y así llegó el gol de Ureña, la verdad un golazo que hizo tras recibir de Campbell un balón cortito en el área y disparó al ángulo derecho. Imposible que hiciera algo Lorente.

Luego el portero nica salvó de un tercero. Fue de milagro como sacó un balón de mano cambiada tras reaccionar con una pelota que había despejado y los ticos la enviaron a la puerta.

Pero más tarde cometió un craso error. Salió y solo vio pasar un centro encima de su cabeza por el área chica para que llegara Johan Venegas a rematar con la testa para el 3-0.

Por supuesto, jugó el nica-tico Oscar Duarte y no tuvo mucha presión del ataque pinolero pues prácticamente no hubo, excepto dos jugadas de Barrera, y otra de Walmer Otero. Una de Barrera lejos del área provocó una falta de Duarte y con eso se hizo acreedor de la primera amarilla del partido. El mismo, Juan, único jugador que provocó en algo los nervios de los ticos, provocó la segunda amarilla de los costarricenses.

Para la selección nica fue su derrota número 12 en los últimos 13 partidos, y llegó a 104 goles permitidos y 28 reveses en las Copas de Naciones. El próximo 10 de septiembre se medirá contra Panamá en Houston.

 

12 derrotas tienen los nicas en Copa de Naciones en los últimos 13 juegos.