•   España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La selección de Estados Unidos continúa progresando en la primera fase de la Copa del Mundo España 2014 sin mayores contratiempos, pues este miércoles solucionó con otra victoria apabullante en el marcador (106-71) el compromiso ante la República Dominica en el Bizkaia Arena.

Al Team USA le ha bastado la inercia que van tomando los encuentros que juega, excepto el que le midió a Turquía en la segunda jornada, para imponerse sin problemas a unos rivales irreprochables en la entrega y el esfuerzo, pero netamente inferiores.

Ayer, por ejemplo, República Dominicana fue capaz de sobreponerse a la baja de su estrella Francisco García, que el martes sufrió un esguince de tobillo ante Finlandia, y hasta hacer partido en la primera mitad.

Alargándose y comprimiéndose las ventajas norteamericanas, los antillanos vivieron en la frontera de los 10 unidades de distancia hasta que cuatro puntos en una jugada de Rudy Gay, una antideportiva que señalaron a los dominicanos, dejaron al descanso un 41-56 que anunciaba la escapada irremediable de los de Mike Krzyzewski a vuelta de vestuarios.

Buen inicio

Interesante resultó un primer cuarto al que la labor coral de los “yanquis” respondieron los secundarios centroamericanos, Víctor Liz y Ronald Ramón, entre ellos (22-25). Faltaba Cisco García, pero sí estaba Eloy Vargas, que ayer terminó con calambres en las piernas, para dar réplica en los posibles a los poderosos pívot rivales.

Como se esperaba, en la segunda mitad se marcharon sin remisión los estadounidenses, que dieron su exhibición diaria de canastas por encima del aro con Kenneth Faried (16 puntos, 6 rebotes y 18 de valoración) y Antonhy Davis (10, 7, 5 tapones y 16) de acróbatas estelares.

Ayer también se han sumado a esa fiesta Rudy Gay (9, 4, 2, 5 robos y 17), DeMarcus Cousins (13, 5 y 21), André Drummond y Mason Plumlee. Y hasta los tiradores Stephen Curry (8) y Klay Thompson (8) continuaron en su línea de ayer de ir apareciendo de vez en cuando con alguno de los no demasiados triples que intenta su equipo. Así, el marcador fue engordando y engordando hasta parar en 71-106 final, después de terminar el tercer cuarto con un ya inapelable 52-81.