•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La número uno del mundo, Serena Williams, sigue de luna de miel en el Abierto de Estados Unidos al conseguir por sexta vez consecutiva el pase a semifinales tras vencer 6-3 y 6-2 a la italiana Flavia Pennetta, undécima favorita.

La rival de Williams, que busca el tercer título seguido y el sexto en las 16 veces que disputa el US Open, tendrá como próxima rival a la rusa Ekaterina Makarova, décimo séptima favorita, que ganó por 6-4 y 6-2 a la bielorrusa Victoria Azarenka.

El triunfo de Makarova tiró por tierra el ansiado duelo que todos los aficionados querían ver por tercer año consecutivo entre Azarenka y la menor de las hermanas Williams, que protagonizaron las dos últimas finales del Abierto.

Resuelve rápido

No pudo ser, pero al menos los aficionados neoyorquinos volverán a ver en acción a Williams, que después de tener un comienzo irregular ante Pennetta, que le rompió el saque en la primera manga para el parcial de 3-2, se dio cuenta que la hora del entrenamiento había concluido y ganó los cuatro juegos siguientes.

Ahí se acabó el partido, que duró una hora y tres minutos, porque Williams, de 32 años, la misma edad que Pennetta, superó en todas las facetas del juego a la tenista italiana, que ha perdido los seis enfrentamientos que ha tenido contra Serena.

“Estoy feliz de la manera como he ganado, me he sentido en el campo y ver que sigo en la competición con la posibilidad de estar en la gran final”, declaró Williams. “No será fácil el duelo con Makarova, pero saldré con la confianza de lograr el triunfo”.

La menor de las hermanas Williams confirmó que la pista central de Flushing Meadows es su talismán y está lista para conseguir el décimo octavo título de Grand Slam, lo que le permitiría empatar con sus compatriotas, las legendarias Chris Evert y Martina Navratilova. De conseguirlo, la única tenista en la historia que tendrá más que ella será la alemana Steffi Graf, que posee 22 títulos de Grand Slam.