•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Román “Chocolatito” González no dejó duda de su buena preparación para esta pelea, y parte de ese mérito se lo dio a su maestro, el tricampeón, Alexis Argüello.

“Él (Alexis) me enseñó cómo debe entrenar un campeón y así lo hice. Me siento orgulloso porque creo que le cumplí a Alexis por haber ganado esta tercera corona”, comentó Román desde Japón luego de la pelea.

El nica reconoció sin embargo que la pelea fue tan difícil como se lo imaginó. “Sentí más difícil a Yaegashi que a Yutaka Niida —al que le quitó la corona de las 105 libras—. Akira fue un guerrero, jamás dejó de pelear y demostró que tenía una buena preparación pero en eso fue vital el legado que me dejó Alexis, entrenar como un campeón”, dijo el monarca.

Su preparador, Arnulfo Obando se vio tan excitado, lleno júbilo por lo conseguido por su pupilo. “Fue una pelea complicada, porque Yaegashi se portó como todo japonés, valiente, fajador y trató de hacer su mejor pelea. Sabíamos que vendría con una gran preparación Akira por eso la de Román tenía que venir al 120 por ciento para sacarle la pelea. Creo que Román dejó demostrado la calidad de boxeador que es”, explicó Obando.