•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos se convirtió este sábado en el primer equipo clasificado para los cuartos de final del Mundial de básquet que se celebra en España tras derrotar a México por 86-63, en un encuentro celebrado en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Los estadounidenses impusieron su superioridad frente a un México que luchó con dignidad y que tuvo en Gustavo Ayón a su hombre más destacado con 25 puntos y ocho rebotes.

Por los estadounidenses destacó en la anotación Stephen Curry, con 20 puntos (y 6 de 9 en triples) y el alero suplente Klay Thompson (15), así como el trabajo infatigable de Kenneth Faried bajo los aros, con 8 puntos y otros tantos rebotes.

Tras la histórica clasificación para los octavos, después de 40 años de ausencia en un Mundial, el técnico español del combinado mexicano Sergio Valdeolmillos, señaló que el enfrentamiento contra el potente Team USA, principal favorito al oro junto a España, era "un regalo".

Y su equipo apenas pudo ofrecer resistencia a unos estadounidenses que comenzaron en tromba (13-2, minuto 4) y que al descanso ya dominaban por 15 (42-27), liderados por Curry, Faried, Thompson y James Harden, aunque el barbudo jugador de Houston decidió entonces que ya había cumplido y se quedó con los 12 puntos con los que llegó al intermedio.

No lo consideró así el resto del equipo, que siguió apretando el acelerador hasta que alcanzó la máxima diferencia en el marcador, 37 puntos (75-38). Fue entonces, cuando aún faltaban algo más de ocho minutos para el final, que los norteamericanos decidieron que el partido estaba acabado, permitiendo a los mexicanos un parcial de 11-25 en esos minutos finales con los que maquillar el resultado final (86-63).

Anotación más baja del Team USA 

Sin embargo, es destacable que los mexicanos dejasen a los estadounidenses en menos de 90 puntos, cuando ganaron los cinco partidos de la fase de grupos por una media de más de 102.

La anotación más baja hasta ahora del equipo que entrena Mike Krzyzewski fueron los 95 puntos contra Ucrania en el último partido de la primera fase.

No obstante, hombres que fueron determinantes en la clasificación de México, como Francisco Cruz o Héctor Hernández, que promediaban casi 23 puntos de media entre ambos en la primera fase, se quedaron en solo seis ante los estadounidenses, los que anotó el primero, ya que Hernández se quedó sin encestar en un día muy desafortunado.

El capitán Ayón declaró tras el partido: "Estoy contento con mi participación, pero no se ganó el partido así que no hay que celebrarlo".

"Hay que seguir trabajando como equipo y seguir creciendo", añadió.

Los mexicanos se despiden del Mundial haciendo historia y con la esperanza de que los éxitos del último año (oro en el FIBA Américas y el Centrobásket, además de la clasificación mundialista) sirvan para potenciar este deporte en el país.