•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La prensa española asegura que el argentino Lionel Messi, la gran figura de Barcelona, tuvo un gran arranque de temporada en la Liga española porque se fijó “como objetivo reconquistar el trono de mejor jugador del mundo”.

El diario catalán Sport publicó un artículo en el club plantel las claves del regreso de Lionel Messi a su mejor versión durante esta temporada. Según la nota, Messi se planteó el objetivo de “reconquistar primero títulos colectivos y luego los individuales”.

Para conseguirlo, tomó una “decisión casi insólita en su carrera”, dice el texto, abandonar las actividades publicitarias durante el verano europeo, que fueron costumbre en sus últimos años. “Se dedicó a descansar con su familia, primero en Rosario y luego en la Isla de Capri. Y solo quebró la norma para acompañar a su amigo Deco en el partido homenaje en Oporto. Atrás quedaron los 40,000 kilómetros que recorrió el verano de 2013, entre el 15 de junio y el 7 de julio, para atender compromisos publicitarios y solidarios”, agrega la nota.

Barsa su refugio

Además, el artículo plantea que Messi se renovó también en el costado psicológico tras la frustración de Brasil 2014.

“El Mundial ha dejado de ser un peso en las espaldas del crack. Lo jugó tan bien como pudo, fue designado el mejor jugador, y llevó a su equipo a la final. La suerte le negó la coronación”, afirma la nota, y agrega que durante la Copa “Messi acabó sacrificándose por el equipo como engranaje de un sistema que no potenciaba su juego. (...) Pero nunca se escuchó reproche de parte de Leo: fue todo compromiso con el grupo”. Ahora, agrega, después de un verano para curar las heridas, “parece que el club vuelve a ser su refugio de comodidad”.

De vuelta en Barcelona, Messi se reencontró con Luis Enrique como DT del equipo. Según la nota: “Leo se interesó por el proyecto de futuro. Preguntó al club al respecto. Lo hizo desde su posición de jugador de referencia e integrante del grupo de capitanes. Su gesto de preocupación se interpretó como un síntoma inmejorable: Messi quiere seguir ganando títulos, y para ello el club necesita reforzarse mucho y bien. Algo similar había pasado en el verano de 2008, cuando tras dos temporadas sin títulos, desde el entorno del jugador se interesaron por el rumbo que iba a tomar el club”.

Recuperado

Luis Enrique, por su parte, se ha mostrado compresivo y afectuoso con la estrella del equipo: “Acaso siguiendo la receta de Guardiola, el asturiano no ha mostrado ante Messi la mano dura que se suele reclamar tras una temporada en blanco. (...) A la vez que le da “total libertad”, como él mismo dijo, prepara entrenamientos, tácticas y estrategias para que Leo sepa siempre qué hacer con esa libertad”.

En cuanto a lo físico, el trabajo del nuevo cuerpo técnico ha sido fundamental para recuperar a Messi. “Los métodos de entrenamiento del asturiano han llevado a Leo, en poco tiempo, a recuperar su gran punta de velocidad. (...) El buen trabajo en pretemporada forjó un Leo fuerte”. Además, el nuevo sistema táctico ayuda al jugador a medir sus esfuerzos: “El equipo es más corto, evita largas carreras e impide que sienta necesidad de bajar al medio a buscar el balón”.

Fuera de la cancha, el DT también ha sabido mimar al crack del equipo. Después de las salidas de Pinto y Cesc, amigos del Diez, también iba a dejar el club Pepe Costa, un colaborador cercano a Messi, según afirma el diario. Pero la continuidad del ayudante que incluso acompaña al jugador en los viajes con su selección generó “comodidad y satisfacción” en el futbolista argentino.