Pablo Fletes
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Es difícil tratar de satisfacer las exigencias de todos los aficionados al boxeo nicaragüense.

Pero la demostración que brindó el pasado viernes Román “Chocolatito” González, es una muestra de su gran calidad boxística.

El “Chocolatito” hizo una pelea perfecta ante Akira Yaegashi, para conquistar la corona mosca del CMB.

¿De pronto se cansó? Sí. ¿Recibió golpes? También. Pero no existe el peleador perfecto, ni antes, mucho menos ahora. Román tenía que exponer ante Yaegashi para vencerlo, sobre todo antes de esperar una decisión de los jueces, actuando como visitante.

Román expuso, fue hacia el frente, con un buen planteamiento defensivo, intercambió metralla, pero nunca lo hizo de forma alocada.

Su trabajo fue cerebral y de “altos kilates”, ante un bien preparado y corajudo rival japonés que demostró un gran corazón en el ring.

A ratos, Yaegashi parecía que se iba a la lona o que claudicaba, pero resistió hasta el noveno round, cuando ya no pudo con la fortaleza y boxeo del nica.Ciertamente, todos quisiéramos ver a un mejor “Chocolatito”. Pero no olviden, está invicto, tiene un récord de 40-0, con 34 nocauts, ha sido tres veces campeón del mundo y tiene entre sus victimarios al “Gallo” Estrada.

Pero repito, nunca se puede quedar bien con todos. Lo mejor sería disfrutar este momento del “Chocolatito”, calificado por “The Ring” entre los 10 mejores del mundo libra por libra.