•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

Con 20 partidos por jugar en su calendario, los Azulejos de Toronto se encuentran en una magnifica posición de terminar con marca positiva por primera vez en cinco años e incluso, según José Bautista, de quebrar una racha de dos décadas sin avanzar a la postemporada.

Toronto (73-69) comenzó ayer una estadía de siete días (6 juegos) en casa contra los Cachorros de Chicago y Rays de Tampa Bay, ocupando el tercer lugar de la División Este de la Liga Americana, a 10 juegos de Orioles de Baltimore (83-59) y a medio de los Yankees de Nueva York (73-68). La distancia entre los Azulejos y Marineros de Seattle (78-64), ocupante del segundo comodín del circuito, es de cinco partidos.

“Esperamos terminar fuerte, no estamos a una distancia imposible de recuperar y nos quedan seis o siete juegos contra los Orioles. No es imposible pensar en ganar la división o alcanzar un comodín”, dijo un optimista Bautista a ESPNdeportes.com.

A cerrar fuerte

Toronto se mantuvo en primer lugar por 61 días e incluso llegó a tener ventaja de seis juegos sobre los Yankees y 6.5 sobre Baltimore el 6 de junio, sin embargo, un terrible slump en agosto (9-17) lo puso casi fuera de combate. Para alcanzar la postemporada por primera vez desde que ganaron sus únicos dos títulos en 1992-93, Toronto tendrá que jugar casi perfecto el resto del camino.

Entre sus últimos compromisos destacan seis contra los Orioles (del 15 al 17 en Baltimore y los últimos tres del año en Toronto) y cuatro en Seattle (del 22 al 24). En resumen, los Azulejos tienen su destino en sus propias manos.

“No será fácil, pero al menos tendremos la oportunidad de enfrentar a nuestros rivales directos”, dijo Bautista.