•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con tan solo 27 años, Román “Chocolatito” González (40-0, 34 nocauts) ha logrado tocar la cima del boxeo mundial y consolidarse como uno de los mejores pugilistas del mundo.

Sin embargo, el tricampeón mundial y segundo mejor peleador de la historia del país, ha pasado por momentos complicados en los últimos seis años desde que ganó su primer título en 105 libras contra el nipón Yutaka Niida. Afortunadamente, el pugilista ha logrado superar cada inconveniente, y jamás le ha afectado su desempeño en el cuadrilátero.

Cumplido su sueño de convertirse en el segundo tricampeón mundial en la historia de Nicaragua, el futuro de Román se visiona más brillante de lo que ha sido hasta el momento. Una revancha contra el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada, es el combate más anhelado no solamente por González, sino por el público.

¿Has entrado en razón de lo que has logrado, ser Tricampeón del Mundo?

“Ya hemos conquistados muchas cosas buenas, y una de ellas es ser tricampeón mundial. Ahora lo que tengo que hacer es cuidarme más, realizar un mejor trabajo, recoger dinero, y hacer cosas buenas no solamente en el boxeo, de ser alguien, tener un negocio”.

Te coronaste a los 21 años, pero antes de tu combate contra Yutaka Niida, aseguraste que serías el mejor peleador del mundo. ¿A tus 27 años, te consideras el mejor?

“La verdad es que no me considero el mejor, ni quiero serlo. Simplemente, quiero hacer mi trabajo de la mejor manera, pidiéndole a Dios para que me siga bendiciendo. Lo único importante que deseo es mantener mi campeonato”.

Has pasado momentos difíciles en tu vida. La pérdida de un amigo como Eduardo Altamirano, también un divorcio. ¿Cómo hiciste para superar esos momentos difíciles?

“Todo es parte de la vida. Nada es fácil, pienso que con el tiempo vas tomando experiencia. La única manera de superar las cosas es pidiéndole a Dios, que es el único que da la fortaleza. Me afectó muchísimo la muerte de mi amigo, lo consideré como mi papá, y pues cuando tenés un amigo de verdad y te ayuda en tus problemas, te hace falta, pero así es la vida”.

¿De qué se arrepiente Román González?

“Hay muchas cosas que no puedo decírtelas. Realmente, no es necesario tener cierta edad para pensar y hacer las cosas bien. Sin embargo, cuando uno está demasiado enojado, hace cosas que después te das cuenta que hiciste mal. Hay muchas cosas de las cuales me arrepiento, pero así es la vida, hay que echarle ganas y seguir adelante, y pedirle a Dios que te perdone”.

¿Cómo has hecho para mantener los pies sobre la tierra?

“He tenido mis fallas. Pienso que los golpes te enseñan muchas cosas, la vida te muestra cuando tenés que hacer las cosas bien. Gracias a Dios la gente me ha tratado bien, soy amable con las personas. Ahora no pienso tener más fama, solo quiero seguir trabajando bien, ayudarle a mi familia y a mis hijos”.

Antes de pelear contra Yaegashi dijiste que era el combate de tus sueños. ¿Cuál sería tu próximo sueño?

“Vienen contratos y bolsas grandes. Hay mucha gente que quiere patrocinarme. Ahora son esos los sueños, de cuidar el dinero bien, porque sé que los campeones quedan sin nada. Y eso es lo que estoy empezando a hacer. Gracias a Dios he tenido la sabiduría de mi familia, he hecho mi trabajo bien, como te dije, la vida te golpea mucho, pero es bueno que te golpee para que uno vaya aprendiendo, si la vida no me hubiese golpeado no habría hecho las cosas bien”.

¿Quién es hoy Román González, respecto al muchacho de 20 años que se coronó por primera vez?

“He aprendido muchas cosas. Ahora sé pensar, la vida me ha golpeado, antes de hacer algo le pido a Dios que me dé la fortaleza y la sabiduría para llevar a cabo mis planes”.

Muchos están entusiasmados con una posible revancha contra Juan Francisco “Gallo” Estrada, sin embargo, ya se dio a conocer que harás dos defensas. ¿Por qué decidiste esperar?

“Yo no decidí, es Teiken Promotions, la promotora que me está manejando. Y claramente te lo digo, me he esforzado tanto como él (Estrada). Tanto se ha hablado de ese combate…, pero si no me pagan un millón de dólares, no va la pelea”.

¿Creés vos que es necesario ganarle a Estrada para que la gente crea que sos el mejor de 112 libras? ¿Qué pensás de las críticas que te hace la gente, que considera que no has peleado con los mejores?

“Yo respeto la opinión de cada persona. Siento que me he enfrentado a los buenos, pero no sé, realmente en el país algunas personas se sienten agradecidas y orgullosas, otras no, pero así es la vida, uno no es monedita de oro para caerle bien a todos. Hasta los mismos medios –algunos-- hablan mal de uno y después están con vos. No me molesta”.

Por otra parte, hay gente que critica tu relación con la política…

“No lo veo nada malo. Alguna gente lo ve mal, pero yo no. Si el Gobierno te ayuda no creo que digás que no. Es una bendición, yo lo veo como una bendición, pero como te dije: cada quien tiene el derecho de opinar, y Dios me ha dado la bendición de estar cerca del Gobierno donde ellos me estén ayudando”.

Hace unos meses dijiste que después de Alexis Argüello, estabas vos, ¿lo mentenés?

“Sí, pero la última palabra la tiene el público y ustedes (periodistas). Estoy muy feliz y no estoy compitiendo con nadie. Vivo mi momento y lo estoy aprovechando. Vendrá uno mejor que yo, y tiene que cuidarse para ser más grande. No ha sido fácil llegar adonde estoy”.

Tú récord es impresionante. ¿Has pensado en la posibilidad de algún día estar en el Salón de la Fama?

“Ya todo mundo me está colocando allí. La verdad de las cosas ahora no pienso en grandezas, obviamente me emociona. Es como el título de ring, no cualquiera lo tiene, y me lo van a dar en estos días. Mucha gente me compara con Argüello, y eso es una felicidad para mí, pero nunca voy a ser como él”.

¿Qué es lo primero se te viene a la mente cuando escuchás el nombre de Argüello?

“Que si él estuviera aquí, estuviera más feliz que todo el pueblo. Tal vez cambiarían muchas cosas, quizás el gimnasio no estaría como está ahora, habría mejoras. Antes hacían peleas casi quince días, pero ahora el boxeo se ha caído de viaje”.

Tres consejos de Alexis que recordás…

“Uno, cuando estábamos en el gimnasio me mencionaba la humildad. Dos, que para comer pescado uno tiene que mojarse. Y tercero, que lo que hagamos sea de corazón, y representemos dignamente a nuestro país. Y muchas cosas más… cuando entrenábamos, decía que no era un salón de belleza, yo aprendí muchas cosas buena de Alexis”.

¿Cuál es tu mayor miedo? No solo en la vida personal, sino en la deportiva.

“No me da miedo perder, al contrario estoy listo para perder. No me interesa la fama, ya la tengo. Obvio que en el momento uno debe sentirse triste, pero como decía Argüello: ‘A cada quien le llegará su día’. Y eso sí, va a venir uno mejor que yo, pero espero que nunca llegue (ríe), ojalá y terminemos invictos”.

¿Cuál sería tu mayor miedo en el aspecto personal?

“Apartarme de Dios. Alejarme, ese es mi mayor miedo. Ojalá que un día, viejo, no me agarre la locura de desviarme, como muchos lo han hecho. No tengo ningún vicio, ese es mi mayor miedo, desviarme, y hacer cosas de fumar o beber, ojalá nunca me dé la locura”.

¿Seguís pensando en retirarte a los 29 años?

“No, a los 35 años quiero retirarme, si Dios quiere. Cuidándome bien”.

 

22 De noviembre es la fecha de la primera defensa del título mosca de Román González en Japón. Aún no se conoce a su rival.