•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El pistolero derecho Juan Carlos Ramírez ha tenido un año de más bajas que altas. Una operación en su pulgar de la mano izquierda, de alguna manera afectó sus planes de ganarse un puesto esta temporada con los Indios de Cleveland en Grandes Ligas, equipo con el que finalizará contrato cuando concluya la Serie Mundial.

A pesar de los momentos complicados por los que Ramírez ha pasado, no se desanima en busca de lograr su misión de subir nuevamente a Grandes Ligas, pero ahora de forma permanente. Este año, su paso por las Ligas Menores le sirvió para corregir defectos en su mecánica de lanzar, y eso intentará demostrar en Puerto Rico, donde lanzará a partir del próximo mes con los Gigantes de Carolina.

QUIERE ESTABLECERSE

“Es una liga competitiva, hay muchos Grandes Ligas, es un liga a donde llegan muchos scouts. Este es mi octavo año en Ligas Menores, tengo 26 años. El promedio de debutar en los jóvenes americanos es entre 24 y 26 años, y el promedio para establecerse es de 28 para arriba, creo que ahorita es un buen camino”, comentó Ramírez, quien por ahora está descansando en nuestro país y el próximo mes viajará a Puerto Rico para integrarse a los Gigantes.

Ramírez aseguró que no se siente mal por el desempeño que tuvo esta temporada, porque “no todos somos iguales, cada quien tiene un aprendizaje diferente, siento que cada día mejoro más, voy eliminado mis bases por bolas, el control va subiendo, es solo que me den el chance y aprovecharlo en el momento”, comentó.

Acerca de su futuro, Juan Carlos dijo que “eso tengo que verlo con mi agente, me gustaría regresar a la Liga Nacional, vamos a ver qué pasa”. Este año en Ligas Menores con Cleveland (Doble y Triple A), Ramírez registró 2 victorias y tres derrotas, con una efectividad de 3.05, al permitir 15 carreras limpias en 44.1 innings lanzados.