•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los Padres de San Diego no tuvieron que recurrir a un jugador de Ligas Menores para suplir las constantes ausencias del campocorto Everth Cabrera, gracias a Alexi Amarista.

El ‘utility’ venezolano ha realizado un gran trabajo como torpedero ante los problemas físicos del nicaragüense. Sin incluir la jornada de hoy (domingo), Amarista tenía 58 encuentros como campocorto, acumulando 495 entradas con seis errores.

“Ha sido extraordinario”, comentó a MLB.com el coach de tercera base de los Padres, Glenn Hoffman, quien también trabaja con los jugadores del cuadro interior.

“Él (Amarista) es el jugador 25 que el manager (Bud Black) puede utilizar en cualquier parte del campo”, indicó Hoffman.

Amarista, además, tiene 21 encuentros en la segunda base, otros 22 en la esquina caliente y 26 en el outfield.

“Él ha sido el héroe no reconocido en el infield”, agregó el técnico de San Diego sobre Amarista, quien apenas acumuló 159.2 innings como shortstop en sus primeras tres temporadas en las Grandes Ligas.

Reconocido

Un scout de una organización de la Liga Nacional que fue consultado por MLB.com reconoció la evolución de Amarista en las paradas cortas. “Es sin duda lo mejor que he visto de él como campocorto”, dijo el cazatalento que prefirió mantenerse en el anonimato. “Su brazo parece más fuerte y con mejor puntería”.

En tanto, desde ayer se informó que el nandaimeño Cabrera está en la Liga Instruccional en Arizona con los mejores prospectos. Everth, quien está resolviendo un problema legal tras ser arrestado mientras conducía bajo los efectos de la marihuana, estaba reponiéndose de un problema en la corva. Se suponía que desde la semana pasada podía reaparecer con San Diego, pero el manager Dub Black lo descartó mientras no se resolvieran sus problemas.

Tampoco se ha descartado alguna sanción deportiva, y esa posibilidad se comenzó a considerar más luego de haber sido descartado Cabrera de reaparecer con los Padres.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus