•   España  |
  •  |
  •  |
  • As.com

Dice Pau Gasol cuando termina de realizar esta entrevista por teléfono, a media tarde del domingo, que no ha visto ni un minuto del Mundial después de la debacle de la Selección. Cuenta, desde su retiro catalán, que ha reflexionado mucho sobre la derrota. Por primera vez lo comparte. Aquí, en Marca.

 

¿Le sigue dando vueltas a lo que pasó?

Sí, bastantes. Cada vez un poquito menos, pero siguen quedando imágenes y momentos que revives, y cosas. Es normal. Todo es muy reciente y muy doloroso.

 

¿Qué imágenes le pasan por la mente?

Bueno, las imágenes de un campeonato bueno de juego y de resultados, hasta un momento dado en el que tenemos tres días de descanso y no sabemos afrontar el partido de cuartos, que es el partido quizá más complicado de los torneos, donde suele haber más presión. No respondemos y nos sale el peor partido que recuerdo en mucho tiempo con este equipo.

“Creo que sí faltó tensión para afrontar el partido más importante”.

 

¿Cómo se hace para evadirse de algo así?

He intentado desconectar, evadirme un poco de todo. He analizado lo que ha pasado, hay que reflexionar. Pero tampoco puedes estar todo el rato pensando en cosas que ya no puedes remediar. Estas derrotas le pasan a cualquiera que esté en el deporte de alto nivel. Hay que seguir adelante.

Hablaba de un campeonato especial por muchas razones. Tan singular como era, la dimensión del desastre también es distinta.

 

¿Es su peor tropiezo con la Selección?

No sé si lo calificaría así, es una derrota dolorosa. No solo por la derrota. Es algo parecido a lo de Atenas 2004. Jugar un campeonato muy bueno hasta ese punto, ganar todos los partidos y caer en el encuentro clave. Esto fue más significativo al ser en casa. La afición estaba detrás y nos apoyaba como nunca, con muchísima ilusión. Era un campeonato que se celebraba 10 años después de ese partido de Atenas. Cada vez hay menos oportunidades. Un Mundial en casa era una ocasión única para nosotros y haber desaprovechado esta oportunidad dolerá siempre.

 

¿Se puede hablar de fracaso?

Siempre que no conseguimos un objetivo se puede catalogar como fracaso, decepción, derrota, ¿cómo era? bajoncesto... El sueño era llegar a la final y lucharla contra quien fuera, en este caso contra Estados Unidos, que es lo que se hablaba desde antes de empezar la concentración.

 

 

“Habían confiado en el buen nivel que se suponía íbamos a dar, y no pudimos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus