•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de escuchar al técnico de la Selección Nacional, el español Enrique Llena, las razones del porqué vimos a un equipo tan limitado en la Copa de Naciones pasada, hay que reconocerle, se ha vuelto un experto en escudriñar una tras otra justificación por cada detalle en el que su trabajo como supuesto estratega queda en entre dicho.

Su razonamiento, incluso obliga a pensar, que de ninguna manera se le puede pedir o menos aun exigir algo diferente a lo discreto que se vio la Nacional ante Costa Rica, Panamá y Honduras. En otras palabras, lo que venga, bienvenido sea. Y tras sus alegatos dieron ganas de hacerle un monumento por dirigir al equipo entre tantas limitaciones.

“No entrené como quería; me enfrenté a los más fuertes del área, en Nicaragua no hay dinero que respalde al futbol, no hay estadios, no hay empresas que inviertan, un señor (presidente del Ferreti, Javier Maynard) vino y me quitó los jugadores de su equipo, solo tuve dos sesiones con todos los jugadores. Antes de criticarme deberían de pensar en todo esto”, dijo Llena como suele hacerlo, entre arrogancia y prepotencia, en un discurso reiterativo que sonó como un lamento, como el lamento de un español.

Estelí tampoco

Llena buscó tantas justificaciones que hasta con el Real Estelí llegó a dar. Criticó que el club norteño no ha logrado triunfos en el torneo de Concacaf, que aun así nadie lo critica y que Estelí no se enfrentó a un equipo tan duro como lo hizo él con la Selección ante Costa Rica y Panamá.

“Por qué no dicen nada que Estelí sigue sin ganar, que le hicieron tres goles en Costa Rica”, alegó segundos después de haber asegurado que los norteños y Otoniel Olivas están haciendo un buen trabajo en el torneo.

De pronto se le olvidó al español que Estelí suma dos puntos en el actual torneo, que estuvieron a punto de vencer a Saprissa y Sporting de Kansas con un nivel de juego muy competitivo, algo que ni siquiera se le asemeja con lo pobre que se vio la Azul y Blanco ante sus rivales. Y que además no se ha salvado de las críticas cuando se las ha merecido.

Más ataques

Sus explicaciones fueron tan variadas como sus ataques, incluso la agarró en contra de uno de sus exdirigidos, Raúl Leguías, al que calificó de egocentrista, “todavía hizo una campaña en la que está regalando unas camisetas con la firma de él”, dijo en tono burlesco, esto porque el nica-panameño se molestó porque no fue convocado a la Azul y Blanco.

Otro a los que atacó fue al presidente del Ferreti, el comisionado general Javier Maynard, a quien señala de ser un poderoso que le hizo daño, llevándose a los jugadores de los rojinegros mientras estaba la concentración del conjunto nacional.

Sin duda, Llena pasó un mal rato, y por supuesto como es su costumbre, menospreció cuanto argumento se le dio de porqué se veía inútil su presencia en la Nacional. Y la única forma que encontró para defenderse cuando se le acabaron los pretextos, fue señalar lo que no hacen los demás. Entonces, Enrique Llena, ¿si no puede, qué hace con la Selección en sus manos?

 

“En privado”

No responde • El máximo dirigente de la Federación Nicaragüense de Futbol, Rolando López, no quiso responder sobre cuáles eran sus consideraciones sobre el actuar de la Selección Nacional bajo el mando de Enrique Llena, y explicó que lo discutiría con el ejecutivo.
Sin embargo, llamó la atención esta respuesta porque en otras ocasiones el mismo López decía que estaban satisfechos con el técnico, y ahora prefirió reservárselo.