•   México  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

El boxeo mexicano, desde la llegada de los organismos mundiales en 1962, al fin llegó a 150 campeones mundiales, luego de que el tijuanense Javier “Cobrita” Mendoza se alzara con la faja mundial minimosca este sábado ante Ramón García.

Desde la aparición de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la sucesiva creación del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB), el boxeo tricolor ha sumado monarcas desde la década de 1960, y son en realidad pocos los años en los que no ha coronado nuevos pugilistas.

Mendoza, nuevo monarca minimosca de la FIB, es el séptimo mexicano que se corona por primera vez en lo que va del año, uniéndose a Osvaldo Novoa (paja CMB), Francisco “Chihuas” Rodríguez (paja OMB), Marco Antonio Rubio (interino medio CMB), David Sánchez (interino supermosca AMB), Carlos Cuadras (supermosca CMB) y Alejandro Hernández (interino gallo OMB).

13 interinos

Cabe señalar que de los 150 campeones mundiales contabilizados por ESPNDeportes.com, 13 son o fueron solo monarcas interinos, el primero de ellos Julio Zárate, en 2004, y el más reciente Alejandro Hernández, en este 2014, aunque destacan nombres como el de Alfredo Angulo y el de Jorge Solís.

La lista de los 150 campeones mundiales avalados por los cuatro organismos más reconocidos en el deporte de los puños en más de 52 años de existencia, no cuenta a personajes legendarios como Battling Shaw, José Becerra o Lauro Salas, monarcas universales antes de la aparición de la AMB, CMB, OMB y FIB, ni tampoco a personajes como Raúl Macías, Baby Arizmendi o Juan Zurita que fueron avalados por NYSAC y la NBA. Todos figurones del pugilismo mexicano.

El primero fue Saldívar

El primer monarca de esta extensa lista de Campeones Mundiales de México lo inició el legendario Vicente Saldívar, quien en 1964 conquistó los cetros de peso Pluma de la AMB y CMB ante Ultiminio Ramos. En esa misma década se coronaron Efrén “Alacrán” Torres y el no menos legendario Rubén “Púas” Olivares.

Para la década de los 70, cuando México sumó 16 nuevos campeones mundiales, sobresalen sin duda Chucho Castillo, Rodolfo Martínez, Rafael Herrera, Miguel Canto, Pipino Cuevas, Carlos Palomino, Alfonso Zamora y Carlos Zárate.

Para la década de los 80 llegaron 23 nuevos campeones del mundo, sin duda, entre los más grandes, Salvador Sánchez y Julio César Chávez, pero acompañados por notables peleadores como Humberto “Chiquita” González, Daniel Zaragoza, Gilberto Román y José Luis Ramírez.

En los 90 aparecieron 32 monarcas, entre ellos hombres que marcaron época como Ricardo ‘Finito’ López, Miguel Ángel González, Érik ‘Terrible’ Morales y Marco Antonio Barrera, estos dos acérrimos rivales. También surgieron figuras como Jorge “Travieso” Arce y los hermanos Gabriel y Rafael Ruelas.

Explosión de campeones

Con el nuevo milenio aparecieron nuevos personajes y también comenzó la explosión de los Campeones y sus interinatos. Aunque México no estuvo exento de ellos, de los 42 Campeones logrados en la primera década destacaron figurones como Juan Manuel y Rafael Márquez, el primero de logros épicos, acompañados por Fernando ‘Kochulito’ Montiel, Israel Vázquez, José Luis Castillo, Johnny González y Daniel Ponce de León, entre otros tantos.

Finalmente, de 2010 hasta lo que va de septiembre de 2014, con el nuevo impulso que el boxeo mexicano adquirió por parte de las televisoras en los años recientes, México ha coronado a 34 nuevos peleadores por primera vez, y entre ellos habrá qué destacar a personajes como Ábner Mares, Saúl Álvarez, Julio César Chávez Jr., Juan Francisco Estrada y Orlando Salido.

Así que México tardó 50 años en coronar a 150 campeones mundiales desde la época moderna del deporte de los puños, lo cual lo consolida como la segunda potencia en el orbe, debajo de Estados Unidos, y arriba de naciones como Japón, Puerto Rico, Tailandia, Filipinas e Inglaterra, acostumbrados también a proveer al mundo de monarcas.