•   Manila  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El filipino Manny Pacquiao, campeón del mundo de boxeo en ocho categorías y elegido diputado, va a tratar de mostrar su habilidad en el básquetbol, aunque los gigantes de la liga profesional de Filipinas no piensan hacer concesiones a su pequeña estatura (1,69 m).

El boxeador ha sido contratado como entrenador y como jugador del Kia, que debutará el 19 de octubre en la liga filipina.

El campeonato saca buenos jugadores y el equipo nacional de Filipinas participó en el pasado Mundial de España, donde fue eliminado en la fase de grupos.

Los futuros adversarios de Pacquiao, que es una estrella en el archipiélago, ya le han prevenido que no recibirá ningún trato de favor.

“No pretendo hacerle ningún mal, pero jugaré como siempre ante él. No voy a cambiar porque se llame Manny Pacquiao”, avisó Beau Belga, de 1,95 m y 113 kilos, que juega en el Rain or Shine.

“Es básquet. No tendrá tiros despejados o espacios vacíos para driblarme”, añadió el viernes al portal deportivo spin.ph.

El directivo del Kia, Eric Pineda, explicó que el boxeador no ha participado en todos los entrenamientos de su nuevo equipo para poder preparar su próximo combate.

Pacquiao, de 35 años (56 victorias, 5 derrotas y 2 nulos) debe defender en noviembre su título de la Organización Mundial de Boxeo de welters contra el estadounidense Chris Algieri en Macao.

 

22 de noviembre es la fecha de retorno de Manny Pacquiao contra Chris Algieri, en la Arena Cotai de Macao, China.