•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Antes de que Alexis Argüello partiera de este mundo para convertirse en un inmortal, sembró una parte de sus conocimientos en Román “Chocolatito” González y en Carlos “Chocorroncito” Buitrago (27-0-1, 16 nocauts), a quienes el “Flaco” consideraba tierra fértil, donde en un futuro se cosecharían dos campeones mundiales de boxeo.

Y es que Alexis no solo lanzó una profecía para Román, de quien aseguró que se coronaría campeón del mundo, también lo hizo con el “Chocorroncito”. La diferencia entre ambos es que el primer mencionado ya cumplió con el veredicto de la leyenda, y el segundo tendrá la oportunidad de transformar en realidad su sueño el próximo 1 de octubre.

Buitrago viajó este martes a Tailandia, donde enfrentará al tailandés Knockout CP Freshmart (8-0, 5 nocauts) por el título interino paja (105 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, e intentará no solo convertirse en el campeón número 11 de Nicaragua, también quiere cumplir la promesa que una vez le hizo a Alexis.

“Estoy en deuda con mi familia, con el pueblo de Nicaragua, y estoy en deuda con Alexis Argüello. Yo le prometí que sería campeón y esta es la oportunidad para poder cumplirle. Yo me he imaginado regresar con la corona, todo el recibimiento acá en el Aeropuerto, porque estoy convencido de que traeré ese título”, dijo “Chocorroncito”, con la ilusión encendida como el fuego, pero con un semblante frío, seguramente producto del desgaste físico de tener que bajar hasta 105 libras.

Óptimas condiciones

El “Chocorroncito” ya no piensa tanto en lo que ocurrió respecto a sus dos oportunidades de título mundial, una que fue ficticia y otra que fue real. En ninguna perdió, el balance fue de una victoria y un empate, lo más importante es que ambos combates le sirvieron para tomar experiencia.

“Estuve viendo algunos videos, es un buen peleador. Pienso que esa corona vendrá a Nicaragua; he hecho un buen trabajo para adjudicarme la victoria. Si puedo terminar la pelea antes lo haré, para no dejar ninguna duda”, indica el pugilista

“Estoy feliz por esta nueva oportunidad, agradecido con Dios. Con la preparación que hice estos últimos dos meses, me siento satisfecho y contento, porque me voy a Tailandia con tres libras por encima de la categoría, solo a mantenerme en el peso para bajar tres días antes del combate”.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus