•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

 

En beisbol, sin brazos, no puedes sobrevivir entre un oleaje de amenazas que te empuja bruscamente contra las paredes, mientras tus esperanzas rebotan como pelotas de frontón, que noche tras noche, se rompen una tras otra. Es lo que está ocurriendo con los Marineros de Seattle. Ni siquiera su “as de espadas”, Félix Hernández, ha sido capaz de saltar al escenario y aplicarle una pausa al dramático derrumbe que está sacando a los Marineros de la pelea por meterse entre los “comodines”.

Faltando 10 juegos, los Marineros, pese a que los números de Robinson Canó fueron recortados respecto a sus registros en el 2013 con los Yanquis, estaban en pie de guerra a solo un paso de distancia de los Reales de Kansas y los Atléticos de Oakland, los sublíderes del Centro y el Oeste, pero súbitamente el equipo de Lloyd McClendon pierde cuatro juegos seguidos y se distancia tres zancadas de Kansas y Oakland con solo cinco partidos pendientes, casi nada.

Necesitados urgentemente de ganar la noche del martes, los de Seattle, vieron como el bateo de Toronto arrancaba el zurdo brazo de oro que utiliza “El Rey” Félix, fabricándole ocho carreras limpias en apenas cuatro entradas y dos tercios, con el nicaragüense Erasmo Ramírez también naufragando en dos entradas de dos carreras.

A JUGAR PERFECTO

¿Flaquearán Reales y Atléticos, o uno de ellos, cerrando contra Medias Blancas y Rangers, mientras los de Seattle obligados a jugar perfecto, lo hacen frente al mejor equipo de la Liga Americana, Angelinos de California? Aunque con molestia de Diógenes, en beisbol no hay nada escrito, es difícil creer que eso pueda ocurrir.

En el momento crucial de la temporada, los Marineros pierden siete de sus últimos diez juegos. Chequeen esto: en los últimos tres juegos, el pitcheo de Seattle permite 32 carreras limpias, una barbaridad. La efectividad de Iwakuma y de Chris Young en sus recientes 17 entradas es de 9.35, en tanto James Paxton fue vapuleado brutalmente por Houston y Félix, siempre en decrecimiento durante el mes de septiembre, se hundió ante Toronto.

Así que, anticipadamente, las campanas están doblando por los Marineros, que se han conformado con 14 jonrones y 79 remolques de Canó.

CÁPSULAS

¿Tumbarán los Piratas a los Cardenales en el Centro de la Liga Nacional? Esa intriga impide a los Gigantes, con cinco juegos de ventaja sobre los Cerveceros, conocer a su adversario en el duelo a muerte súbita entre comodines. Juego y medio separaba a los Piratas de los líderes Cardenales antes de los juegos de ayer… No esperen otro bateador de 40 jonrones después que Nelson Cruz de Baltimore alcanzó esta cifra. A menos que Chris Carter de Houston dispare tres en el cierre… No pudo el rojo Billy Hamilton, por su discreto promedio, debutar como líder robador en la Liga Nacional. Sus 56 estafas lo dejan corto respecto a las 64 conseguidas por Dee Gordon, de los Dodgers.