•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

 

Informa Sports Illustrated que Derek Jeter debutó en 1995, dos años después de que el navegador Web se introdujo, apareciendo en apenas 15 partidos, ganando su primer campeonato en 1996, año de la primera transmisión por alta definición. Precisamente ese año, todavía con estatus de Novato, el futuro superastro enfrentó por vez primera a un pitcher nicaragüense: Denis Martínez, estelar de los Indios de Cleveland.

EN UN GRAN LINE-UP

Fue el 2 de abril en el Jacobs Field y era el juego inaugural de esa temporada de 1996 para los Indios de Cleveland y los Yanquis de Nueva York. El jovencito Jeter fue colocado como noveno detrás de Joe Girardi, en un line-up que incluía a Wade Boggs, Bernie Williams, Paul O’Neill, Tino Martínez y Rubén Sierra. El pitcher abridor de los Yanquis, el derecho David Cone.

En su última apertura durante la Serie Mundial de 1995 frente a los Bravos, Denis había sostenido un duelo de ceros con el zurdo Tom Glavine, quien solo permitió un hit. Ganaron los Bravos y se coronaron con jonrón solitario de Dave Justice. Ahora, el derecho nicaragüense estaba nuevamente retando a los Yanquis, el equipo que más daño le hizo.

PRIMER TRANCAZO

Jeter, de 21 años, se ponchó en su primer turno frente a Denis, pero en su siguiente oportunidad, en el inicio del quinto inning, jonroneó sin embasados, por encima de la pared izquierda. Era su primer vuelacercas como bigleaguer.

“Claro que me acuerdo. Y no fue por confiado frente a un bateador angosto e inexperto, porque nunca subestimé a nadie”, decía Denis ayer mientras recorría su hotel La Mar, en La Virgen. Ese partido lo ganaron los Yanquis, 7 por 1, y terminaron imponiéndose en la Serie Mundial a los Bravos.

A lo largo de 10 turnos contra Martínez, desarrollando su potencial, Jeter conectó cuatro imparables para registrar 400 puntos, no recibió base por bolas, se ponchó dos veces y empujó tres carreras.

DE 16-6 CONTRA VICENTE

Contra el pitcheo de poder y movimiento extra de Vicente Padilla, el bate de Jeter tomó 16 turnos disparando seis imparables, entre ellos un doble, para 375 puntos, recibiendo tres boletos y ponchándose cuatro veces. Agreguen que impulsó tres carreras de acuerdo al detalle pormenorizado que ofrece Baseball Reference.

De 26-10 contra los dos mejores pitcheres nicas vistos en la gran carpa, es exitoso. Apunten otro turno sin hit contra el relevista derecho Wilton López y completen de 27-10 para un promedio de 370 puntos descifrando pelotas envueltas en pinol, por parte de quien puede ser el primer miembro del Salón de la Fama elegido unánime.

 

1,310 carreras impulsadas acumula Derek Jeter en su carrera con los Yanquis de Nueva York.