Francisco Jarquín Soto
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de ver el retorno del excampeón mundial Ricardo Mayorga, el sábado frente a un Allen Medina en una pelea que parecía más un show al estilo de la lucha libre mexicana, con todo claro de lo que debía pasar, no queda la menor duda de la enorme necesidad que tiene el púgil pinolero de tratar de ganarse algún dinero mientras vive una etapa difícil en su vida. Y está en todo su derecho de hacerlo, en tanto eso no implique que arriesgue su salud.

Al menos, en esta ocasión garantizaron que eso fuera posible. Escogieron a un rival como anillo al dedo para Mayorga. Bueno, aunque la verdad, ni boxeador parecía, simplemente llegó a recibir lo que tirara su rival, y directo a la lona. Pero conste, esa victoria no significa que Ricardo está listo para enfrentar a rivales de calibre.

Por ahora se contempla ya su enfrentamiento con Yori Boy Campas, el mismo que ganó en esa misma velada realizada en Oklahoma City. Pero recuerden que el nica tenía 42 meses de no subirse al ring, y con un rival tan débil, tampoco garantiza que haya sido una buena idea hacerlo regresar al boxeo profesional.