•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En una familia en la que el boxeo es como un tiempo de comida todos los días, era muy difícil que Cristofer “Chocolate Jr.” González no se volviera adicto a ese tipo de alimentación. Hijo de Julia González, exboxeadora amateur, comenzó a practicar el deporte de los puños a los 11 años de edad de la mano de su tío, Rogelio González, quien le ayudó a dar sus primeros pasos.

“Empecé a practicar con mi tío Rogelio González, entrenador de la Selección Nacional, en una casa que tenemos en los Laureles Sur. Un tío que está esta en Estados Unidos, Martín, el mandó todo el equipaje y se montó un gimnasio”, cuenta González, quien es sobrino del tricampeón mundial Román “Chocolatito” González, primo de doña Julia. “Me metí en el boxeo porque me gustaba. Desde pequeño me peleaba con muchachos del colegio y no sabía nada de boxeo”.

Hoy, con 19 años de edad y con un año desde su debut en el boxeo profesional, González, quien presenta balance de 7 victorias (5 nocauts) y una derrota, impactó el pasado viernes cuando noqueó en el primer asalto a Yader Cardoza, un ex retador de título mundial, que tenía más experiencia y era el favorito para imponerse, sin embargo, terminó fulminado por un gancho de izquierda que González ejecutó con la precisión de un cirujano.

Admirador de Alexis

El muchacho de la Colonia Nicarao, en Managua, cuenta que no tuvo relación con su papá. Su mamá ocupó los dos roles y se ha encargado de criar a Cristofer, y a sus dos hermanos menores, Justin de 12 años, y María Irene de 15.

“A nosotros nos ayuda mucho una tía que está en Estados Unidos, que se llama Dela, y mi tío Martín. Nunca me críe con mi papá, mi mamá fue padre y madre para mí y mis hermanos, y siempre ha estado conmigo apoyándome; antes me acompañaba a todos lados, pero ahora ya no puede como antes porque trabaja en el Aeropuerto Internacional”, asegura el capitalino, quien tiene un estilo agradable, con buena técnica, y lo más importante es que desde que suena la campana intenta adueñarse de las acciones.

“Mi meta es sacar a mi familia de la pobreza. Hemos tenido tiempos difíciles, deudas, pero siempre estamos firmes. Quiero hacer historia, no conformarme con poco, quiero sobresalir y coronarme en 108 libras. Me gustaría que un día se hablara de mí, así como a veces se habla de Alexis Argüello, sin embargo creo que no hay nadie que se compare con Argüello, me hubiese gustado conocerlo, pero lamentablemente no pude”.

“Me fijo bastante en las peleas de Alexis, veo que él se adueñaba del centro del ring. El que toma la iniciativa gana. Soy admirador de Alexis, me gusta su estilo. He logrado avanzar bastante en tan poco tiempo. Me siento contento al saber que la gente me va conociendo”.

Dedicado al boxeo

Como suele ocurrir en muchos casos con los deportistas, en algún momento les toca decidir entre dedicarse a estudiar o a la disciplina que practican. Tras graduarse de secundaria, González optó por el boxeo para poder rendir al máximo.

“Antes estudiaba ahora ya no, pero sí logré bachillerarme. Estuve recibiendo un curso de inglés, y no pude terminarlo, estuve en un curso de cocina, y siempre se me complicaba todo con el tiempo porque no podía ir al gimnasio”.

“Después de mi debut tuve 7 meses sin pelear, ningún promotor me ofrecía nada, yo buscaba mis peleas, el único contacto que tenía era con don Silvio Conrado Jr. (promotor de Prodesa) y me montó peleas al inicio”.

“Hasta ahora que firmé con Marcelo Sánchez, de Pinolero Boxing. Él cree en mí y eso me gusta, porque me puso rivales superiores a mí en récord, como por ejemplo Luis Ríos y también a Yader Cardoza. Hubo gente que no creía en mí, sin embargo, yo confío en mí porque sé de mi capacidad”.

Según Sánchez, quien está promoviendo la carrera de González, los planes para el joven prospecto es que el próximo mes aparezca en el ranking de las 108 libras en el Consejo Mundial de Boxeo, CMB, y que termine este año con al menos 10 victorias para buscar en 2015 rivales más exigentes que ayuden a pulirlo.

 

7 VICTORIAS (5 nocauts) y una derrota es el récord de Cristofer González en el boxeo profesional.