•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El leonés Edwin Palacios (10-2-1, 6 nocauts) se siente con el orgullo herido, y no es para menos. La espina que le clavó Roberto Arriaza (9-0, 8 nocauts), quien lo noqueó en el primer asalto el pasado viernes en el Centro de Convenciones del Hotel Hex, en Managua, sigue haciendo daño, y la única manera de sanar el mal hecho es cobrando venganza.

Han pasado varios días desde la noche que Palacios sufrió la peor derrota de su carrera hasta el momento. No solo perdió el título, también perdió la apuesta de ser considerado el mejor welter (147 libras) del país, ese trono que ahora lo ocupa Arriaza, quien se mostró dispuesto a darle la revancha a Edwin, y eso es lo que precisamente reclama el boxeador leonés.

Reconoce derrota

“Lo felicito por la manera contundente (como) que me ganó, no tengo ninguna excusa, Arriaza fue superior esa noche. Ahora espero que cumpla su palabra. Me dijo que me daría la revancha para confirmar que era el mejor, quiero que me dé la revancha para que nos desengañemos y quitar toda duda”, comentó Palacios.

“Para un segundo combate me prepararía mejor, entrenaría más fuerte. Yo sé que lo que pasó esa noche fue parte de mi propia culpa, me confié mucho, me descuidé en creer que con mi experiencia y fortaleza iba a salir a flote, aun sabiendo que Arriaza es fuerte, pero en una segunda pelea sería diferente porque rectificaría errores”, agregó.

Fue vulnerable

Según Palacios, uno de los errores que cometió fue “bajar mis manos, descuidé mi defensa, fui vulnerable cuando Arriaza me atacó con sus golpes rectos, y eso vamos a tratar de rectificarlo. En una segunda pelea tendrá que sudar más para ganarme, ahora el que estaría más presionado sería él, porque tiene que demostrar que es el mejor. Para borrar lo que me hizo tengo que hacerlo sufrir de la misma manera que sufrí yo esa noche”.

 

10 Victorias (6 nocauts), dos derrotas, y un empate es el récord de Edwin Palacios en el boxeo profesional.