•  |
  •  |
  • END

El latvio Deniss Pavlovs y el ecuatoriano Carlos Avellán se trenzaron en un duelo que nos llevó a altas esferas del tenis, la mejor manera para concluir un Torneo Flor de Caña Extra Lite Open 2008 que se realizó durante más de una semana en el Club Terraza.

Finalmente Pavlovs se adjudicó el torneo, dejando en el camino a un rival que no sólo se portó a la altura en cada punto, games, sino que obligó a extender la emoción que se vivió en la cancha hasta que se definió a favor del latvio por 6-2, 4-6 y 6-4.

Fue sin duda el mejor partido de toda la competencia, mostrando la habilidad de dos jugadores que se asemejaban en su estilo, abriendo la cancha, luciendo potentes con su derecha y su saque. A pesar que fue siempre el ecuatoriano quien más arriesgó, se quedó en los últimos dos games del partido y cedió el título.

“Fue un partido intenso. Di lo mejor de mi juego, pero hubo cosas que me perjudicaron, sobre todo en el tercer set cuando Pavlovs pidió la atención del médico por algo que no parecía una lesión, sino una táctica para sacarme de ritmo”, dijo Avellán tras el revés.

En el primer set se impuso Pavlovs 6-2, no con relativa calma pero con un juego muy sencillo y a rato desesperante, con buen toque, ángulos complicados en saques y devoluciones, algo que precisamente sacó de ritmo al ecuatoriano.

Pero en el segundo set, Avellán logró su mejor momento y con cierre letal a base de sus saques para imponerse 6-4. Y en el tercer set, cuando el momento más apretaba, Pavlovs se resintió del tobillo y pidió la atención del médico.

Aunque Avellán se mantuvo peleando con un 2-2, 3-3 y hasta 4-4, la presión sofocó al jugador que llegó como siembra número dos del torneo, y el latvio (siembra tres) se dio el lujo de eliminar a los dos primeros favoritos para ganar este título. En semifinales había vencido a Michael Quintero, de Colombia, el mejor ranqueado para el torneo.