•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Practicar cualquier deporte entre compañeros de trabajo ayuda a mejorar las condiciones físicas y el rendimiento laboral. Con esa idea, Enrique Gutiérrez, un alto ejecutivo bancario, se ha dedicado a motivar ligas internas de softbol y la experiencia le ha demostrado que esas competencias sirven para identificar liderazgos.

En el año 2012, el Consejo Superior de Deportes (CSD) de España realizó un estudio sobre la promoción de la actividad física y deportiva en la empresa cervecera Mahou San-Miguel de Madrid, concluyendo que ayudaba a mejorar la salud, la autoestima y la rentabilidad empresarial.

La competencia permite el sentido de pertenencia, dice Gutiérrez, Vicegerente General del nicaragüense Banco de la Producción (Banpro).

¿Por qué es importante fomentar actividades deportivas en las empresas, y por qué se dice que el deporte ayuda a mejorar el rendimiento laboral?

Uno de los recursos más importantes de las empresas, si no el más significativo, son los colaboradores. Nuestra dinámica laboral no está libre de estrés y dificultades; entre las principales está la comunicación, donde las gerencias de Recursos Humanos deben intentar por todos los medios de implementar herramientas que ayuden a reducir estos problemas, siendo el deporte una opción a la que se debe recurrir. La implementación de actividades deportivas en nuestras empresas promueve la camaradería de equipo, ayuda a identificar liderazgos, reúne a los participantes en torno a un objetivo común, establece metas, define papeles y tareas, todo en base a las condiciones de los participantes. Estos beneficios se traducen al ámbito laboral.

¿Qué beneficios puede obtener una empresa al promover actividades deportivas entre su personal? ¿Qué gana una empresa promoviendo deporte y qué gana el trabajador?

La competencia permite el sentido de pertenencia, además de muchos beneficios, entre los que se pueden señalar: lealtad, motivación, comunicación, trabajo en equipo, afinidad; optimizando nuestra imagen, tanto la empresarial como la de responsabilidad social. Para el colaborador, los beneficios son muchos. Dentro de estos se pueden resaltar: optimizar su calidad de vida, su vitalidad, reduce su estrés, descubriendo nuevas amistades y vigorizando las actuales, mezclando a su propia familia, entre otros. En resumen, lo anterior resulta en una ampliación del desempeño, productividad y más obligaciones con la empresa.

¿Qué consejo daría a los dirigentes que aún no fomentan el deporte en sus empresas?

Que no valoren la actividad como un gasto, sino como una inversión.

¿Cuánto puede costar organizar una liga deportiva empresarial?

La inversión depende del deporte y cuáles son los objetivos que apremias, por ejemplo, una liga interna de softbol donde participen 10 equipos representa la recreación directa de 250 colaboradores, más todos los otros que pueden llegar a verlos; no tiene un costo mayor de 10 mil dólares, que significa una inversión de 40 dólares al año por persona.

¿Cuándo empezó a organizar ligas deportivas empresariales y en qué deportes ha estado involucrado, como organizador?

Yo no he organizado ninguna liga, mi papel ha sido motivar su organización por medio de nuestra gerencia de Recursos Humanos, en Banpro, de nuestro consultor y aconsejarlos. Para ello se requiere de la colaboración de personas entusiastas que se encarguen de diferentes tareas: convocatoria, reglamentación, formación de equipos, patrocinios, premios, trofeos, actividades logísticas para las etapas de inicio y finales. Es decir, trabajar colegiadamente.

¿Cómo ha sido su experiencia promoviendo el deporte?

Satisfactoria, lo he disfrutado mucho. No hay mejor satisfacción que hacer las cosas que te deleitan hacer, y el deporte es de mis pasatiempos preferidos. Estoy vinculado a actividades deportivas desde los 7 años, de forma directa en ligas de béisbol, como jugador; no gran jugador, pero sí con mucho entusiasmo. Luego, ya profesional, he seguido apoyando el deporte, principalmente béisbol y boxeo. Por ejemplo, en los años 90 yo colaboré en el patrocinio para el excampeón mundial de boxeo, Rosendo Álvarez, y Adonis Cruz. Además, he estado vinculado a las juntas directivas de equipos de béisbol, como el Rivas, León y San Fernando. A nivel empresarial estoy involucrado en nuestras internas de softbol de Banpro, que ya tienen casi 4 años.

 

¿Quién es?

Enrique Gutiérrez es máster en Administración de Empresas, graduado en INCAE. Nació en Managua, Nicaragua, y se desempeña como Vicegerente General del Banco de la Producción (BANPRO).