•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

 

No hubo juego ayer porque llovió sin tregua en Kansas. Así qué los abridores anunciados por Orioles y Reales, Wei-Yin Chen y Jeremy Guthrie, este último sin uso en los seis partidos postemporada, metieron sus brazos en el congelador, mientras la desesperación por evitar sentirse en el hoyo y con la soga al cuello, aguijonea a los de Baltimore, conscientes de que en once casos anteriores, ningún equipo que ha perdido los dos primeros juegos en casa, logra imponerse en una serie por el campeonato de Liga.

Después de seis victorias consecutivas por parte del equipo de Kansas, la intriga del momento es: ¿Habrá cortado esa lluvia la inspiración, garra y crecimiento de los Reales? Las dos victorias conseguidas por 8-6 y 6-4, han terminado de tomar forma en cierres de juego. Esa aproximación, hace creer a los Orioles que si Yin Chen es capaz de recortar “alas” y bates de los Reales, lo que no pudieron hacer los temibles Angelinos, ellos podrían iniciar un resurgimiento.

Trío rematador

Otra intriga, terriblemente atemorizante para los arrinconados Orioles, es: ¿Cómo escapar a ese “Monstruo” de tres cabezas (Wade Davis, Kelvin Herrera y Greg Holland), que los Reales utilizan como factor de seguridad cerrando juegos? El único parpadeo fue el de Holland en el primer juego, permitiendo una carrera, después que Gordon y Moustakas, con jonrones en el inicio del décimo, fabricaron una ventaja 8-5. Entre la incomodidad de no haber apretado rigurosamente las tuercas, Holland se apuntó su tercer salvamento en la postemporada. Previamente a esa vacilación, dos ceros de Herrera y dos de Davis, calmaron a los pájaros derritiendo sus bates.

En el segundo juego, el imbateable Herrera, Davis y Holland, trabajaron para tres ceros consecutivos cediendo un hit cada uno de ellos, demostrando una vez más lo mortífero que son, haciendo recordar a otro trío “draculesco” como lo fue el formado por Norman Charlton, Rob Dibble y Randy Myers, de aquellos Rojos incandescentes.

Hudson vs Lackey

La serie correspondiente a la Liga Nacional, continúa hoy con Tim Hudson --un ganador de apenas 9 juegos por 13 reveses, pero con una gran faena de siete entradas y un tercio, permitiendo solo una carrera a los Nacionales en el segundo juego de la serie divisional--abriendo por los Gigantes, en tanto los Cardenales, seriamente heridos por la pérdida del lesionado Yadier Molina, anuncian a John Lackey (3-3 y 4.30 desde que llegó a San Luis), ganador de un juego contra los Dodgers registrando 1.29 en carreras limpias.

El domingo, los Cardenales --el equipo menos explosivo de la Liga Nacional, con 105 jonrones--, utilizaron cuatro swings solitarios que colocaron pelotas encima de las verjas, para imponerse 5-4 a los Gigantes, que se sintieron deshilachados cuando Pablo Sandoval falló con las bases llenas contra un bullpen, desangrándose por el descontrol de Trevor Rosenthal.

El batazo cumbre fue de Kolten Wong, convirtiendo en polvo de ladrillo el brazo de Sergio Romo. Matt Carpenter que se ha volado la cerca cuatro veces, Matt Adams y Oscar Taveras, también jonronearon por los Cardenales, amortiguando la pérdida de Molina, para igualar esta serie 1-1.

 

2:07 de la tarde está programado el tercer partido de hoy entre los Cardenales de San Luis y los Gigantes de San Francisco, igualados a un triunfo por bando.

 

2-0 comandan los Reales de Kansas City su serie de campeonato contra los Orioles de Baltimore. El tercer duelo se realizará hoy a las 6:07 p.m.