•   Dinamarca  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Ronaldo decidió un partido igualado en Copenhague con un cabezazo, en el minuto 95, que le da los tres puntos a Portugal y permite corregir el traspié de la derrota en Lisboa contra Albania. El estreno en partido oficial de Fernando Santos en el banquillo se saldó con un triunfo, un resultado quizás excesivo cuando lo más justo era el empate.

Portugal pudo haberse ido al descanso por delante en el marcador. Tuvo cuatro buenas ocasiones, y en todas intervino un Ronaldo muy activo la primera media hora. Se movió por todo el campo, se asoció bien con Danny y Nani y estuvo cerca del gol par de veces. Schmeichel le sacó con apuros una volea, y una contra en la que se quedó solo con Kjaer la finalizó con un tiro desviado, mientras que Nani mandó de cabeza alto un centro perfecto de Ronaldo tras irse del capitán Agger, que regresaba al once, con un autopase.

Dinamarca también

Aunque la pelota era de Dinamarca, Portugal no pasaba grandes apuros. Tiago y William Carvalho le daban mucha solidez por el medio y dejaban sin huecos al rival. Dinamarca salió con dos delanteros y dando mucha libertad a Eriksen y a Krohn-Dehli en el medio, que con el hiperactivo Hojbjerg fueron lo mejor de su equipo. Las bandas quedaban para los laterales, pero Jacobsen estuvo fallón en los centros y Pepe y Ricardo Carvalho controlaron sin problemas a un inoperante Bendtner. Aun así la mejor oportunidad en la primera parte fue danesa, un tiro de Krohn-Dehli dentro del área que se fue al palo. En tanto, a Portugal le costaba mucho más acercarse al gol, con menos espacios que en la primera parte.

Cuando el público danés celebraba el punto haciendo la ola y el empate parecía un hecho, Quaresma se fue por velocidad y sacó un centro perfecto que Ronaldo, de cabeza, no perdonó.