•   Los Angeles  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El kazajo Gennady Golovkin expondrá su título de campeón mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y su récord invicto este sábado contra el mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio, con la mirada puesta en futuras peleas más grandes.

Una victoria del púgil kazajo, invicto en 30 combates y 27 de esos triunfos consecutivos, podría ponerlo en línea para enfrentar al ganador de la pelea entre el campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el puertorriqueño Miguel Cotto, y el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, quienes se medirán en Las Vegas en mayo de 2015.

La brutal demolición en tres rondas de Golovkin ante el excampeón Daniel Geale, de Australia, en el Madison Square Garden de Nueva York en julio pasado, fue su 17º nocáut seguido, una racha que se remonta a 2008.

Pero el kazajo, a quien apodan “GGG” (Gennady Gennadyevich Golovkin), aún no se establece en las preferencias del público televisivo de pague por ver (PPV), y a sus 32 años está ansioso por dar ese salto a la élite de las bolsas millonarias.

Aún no está en la élite

Su promotor, Tom Loeffler, ciertamente cree que Golovkin tiene madera, y pegada, para estar en esta élite.

“Rubio es claramente el mejor rival en este momento para “GGG”, y le llevará a pelear con el ganador de Cotto-Canelo. Nadie de lo que yo he hablado piensa que tendría una oportunidad contra GGG”, afirmó Loeffler.

Aunque Golovkin ofrece un montón de fuegos artificiales en el ring, no es el típico boxeador bocón que por lo general aman los fanáticos del boxeo.

Su entrenador Abel Sánchez dijo a Los Ángeles Times, que cuando conoció a Golovkin no creía que el chico pudiera ser una atracción en el encordado.

“Es demasiado bien educado”, dijo Sánchez, a pesar de que la evaluación cambió cuando empezó a entrenar a Golovkin en California.

En Los Ángeles

La pelea con Rubio tendrá lugar en el estadio Stub Hub en Carson, suburbio de Los Angeles, sede del equipo de la Major League Soccer Los Ángeles Galaxy.

Las entradas para este combate, y el de respaldo entre el filipino Nonito Donaire y jamaicano Nicholas Walters, se agotaron desde hace tres días.

Rubio, de 34 años, tiene un récord de 59-6-1, y desde su derrota en 2012 ante su compatriota Julio César Chávez Junior, tiene marca de 6-0, aunque ninguna de esas peleas fueron contra pesos medianos de alto vuelo.

Dura defensa de Donaire

En la misma cartelera, Nonito Donaire defiende su corona pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) contra el jamaicano Walters.

Donaire, quien ha ganado títulos en las 112, 118 y 122 libras, ha carecido recientemente del dominio que gozaba en un increíble 2012, cuando cosechó cuatro triunfos, dos de ellos por nocáut, en peleas de título mundial.

El filipino estará haciendo su primera defensa del título de peso pluma que ganó en Macao en mayo, al derrotar al sudafricano Simpiwe Vetyeka. Donaire tiene un récord de 33-2 con 21 nocáuts y Walters de 24-0 con 20 triunfos antes del límite.

 

159 libras marcó Gennady Golovkin para su defensa de hoy ante Marco Antonio Rubio, quien falló al pesar 161.8 libras, arriba de la división de los medianos (160).