•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 20 años el futbol estuvo marcado por la era de Julio Rocha, quien pese a tantas críticas por la forma como “protegió” su mandato con estatutos leoninos o con artificios propios de alguien que no quiere dejar su cargo, no se veía venir de ninguna forma el cambio, al menos hasta ayer, cuando se eligió al nuevo presidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Jacinto Reyes, superando al sucesor de Rocha y además su protegido, Rolando López.

Inclusive, Rocha dijo en una entrevista la semana pasada, antes de marcharse del país, previo a las elecciones, “que Rolando era el candidato (para ganar) no solo por estar en la Federación, sino también porque ha sido vicepresidente durante muchos años, también representa el departamento con más población en el país”, dijo el exdirigente en unas reacciones nada recomendables desde su cargo en la Concacaf.

Como se esperaba, previo a las elecciones hubo todo tipo de presiones, artificios y hasta intento de persuadir a un candidato para apoyar a otro, en una típica forma de trabajar en otros años en estos comicios de Fenifut.

Pero por primera vez los presidentes departamentales de casi todo el país, muchos marginados por su propia dirigencia, dijeron un hasta aquí, e hicieron a un lado el temor a un cambio, convencidos de que se les viene un reto mayúsculo ahora que todos asumirán un rol protagónico en las decisiones del futbol nacional.

Los comicios

Con 13 votos a su favor en primera vuelta para Jacinto Reyes, y 10 para Rolando López, las elecciones tuvieron que alargarse a la segunda tanda. Pero desde la primera vuelta solo dos estaban en contienda, porque Cecilio Gámez declinó para respaldar a Reyes, una acción que se entendió como estrategia que se mantuvo hasta el último momento, por temor de que quisieran inhibir a uno de los dos.

Antes de eso, habían resuelto que Salvador Dubois estaba con papeles en regla para votar en representación de los entrenadores, pero dejaron a la hija de Julio Rocha, Eleonora, votar como representante del futbol femenino de Primera División, sin tener la aprobación de los propios equipos.

El representante de Concacaf y visor de las elecciones, Marcos Leal, cuestionó por qué no se dejaba votar a la representante que habían elegido los equipos, según un documento que enviaron esta semana a la Federación. Pero era evidente, la hija de Rocha significaba un voto para López, y lo pelearon hasta el final. Y claro, votó.

Segunda decisiva

Pero eso ya no cambió nada en la segunda vuelta, Jacinto Reyes ganaba con esos 13 votos de la primera, y así fue, pues Rolando recibió los mismos 10.

Ahí terminó la era Rocha, quien por casualidad, estuvo en el país todavía una semana antes de realizarse las elecciones en Fenifut.

Jacinto, todavía emocionado, conversó lo que significó para él este día histórico para el futbol de Nicaragua.

“Este es un reto de todos, porque debemos todos de halar este proyecto para que avancemos. Sí, estoy emocionado, pero se lo dejé a Dios, no me sentí sofocado por ganar, solo pensé que Dios me daría el chance de hacer algo por este país. Solo les quiero decir que las puertas están abiertas para que trabajemos en función de mejorar, vamos a fomentar el futbol en todo el país”, comentó Reyes tras su victoria.

Reyes reconoció que fue clave para este triunfo el respaldo de más de 10 presidentes departamentales. “Estábamos conscientes de que necesitamos mejorar, y había que tomar una acción todos los que trabajamos para el futbol”, concluyó.