•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los Tigres de Chinandega no necesitaron sacar toda su furia este sábado. Dos ataques certeros ejecutados con la precisión de un cirujano, sumado a una gran actuación del serpentinero Horace Rigby, bastaron para imponerse 3x1 al Frente Sur Rivas en el primer partido de la gran final de la VII Copa Curacao de Beisbol Juvenil, que se realizó en el Estadio Yamil Ríos Ugarte, de Rivas.

En el inicio del primer episodio, los felinos emboscaron a los sureños y con imparable remolcador de Frank Alvarado tomaron ventaja de 2x0 en el partido. Mientras tanto, Rigby se mantenía sólido en la colina, sus disparos estuvieron precisos y con la suficiente dosis de veneno para desconcertar a la ofensiva contraria. El costeño lució grandioso en el montículo. Su actuación fue de 7 innings, solo permitió tres imparables, otorgó un pasaporte, y adornó su actuación con 8 ponches.

Felinos sentencian

A pesar de la solidez de Rigby en la lomita, dos carreras no eran suficientes para que los felinos estuvieran tranquilos y seguros de asegurar la victoria, sin embargo, apareció Kenny Concepción, quien cazó un lanzamiento de Marlon Altamirano y lo depositó detrás de la barda del estadio sureño para aumentar la ventaja 3x0.

Los sureños intentaron reaccionar en el octavo inning con hit impulsador del campo corto Xavier Henríquez ante los envíos del relevista Oliver Gadea, sin embargo, ya era demasiado tarde. Jesús Garrido sustituyó a Gadea imponiendo el orden y lanzando los últimos 1.2 innings para adjudicarse juego salvado. Perdió Altamirano, quien lanzó 7 episodios de tres carreras (una limpia).

Esta mañana, a partir de las 10:00 a.m., en el Estadio Efraín Tijerino Mazariego, de Chinandega, se llevará a cabo un doble juego de 7 innings cada uno. Si los Tigres consiguen una victoria serán campeones por segundo año consecutivo, de manera que los sureños están contra las cuerdas con la necesidad de reaccionar si no quieren ser devorados.