•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El filipino Nonito Donaire venía perdiendo terreno en el boxeo, pero nadie pensó que iba a caer destrozado ante el jamaiquino Nicholas “Hombre Acha” Walters.

Eso fue lo que ocurrió. Walters, un boxeador que se ha pulido en Panamá bajo la supervisión de Celson Chávez, noqueó en seis rounds al filipino Donaire el sábado en Carson, California, para erigirse como el nuevo supercampeón pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Walters (25-0, 21 nocauts), con una certera derecha a la cabeza, derribó a Donaire (33-3, 21 nocauts), quien pesadamente y desorientado trató de ponerse en pie. Sin embargo, el réferi Raúl Caíz Jr. detuvo acertamente el combate, porque el filipino hubiera quedado expuesto a más daño.

Walters no tuvo piedad con Donaire. En el tercer round, lo mandó a la lona con un potente gancho de derecha al mentón y, en el sexto, lo fulminó con ese otro derechazo que acabó las acciones a los 2:59 minutos.

Donaire se precipitó

Prácticamente, el sexto asalto estaba a punto de terminar, cuando Donaire y Walters decidieron intercambiar metralla, como casi siempre se acostumbra en los cierres de los asaltos. Pero el jamaiquino soltó los golpes más potentes, resistió metralla y terminó derrumbando al filipino, que hasta esta noche era el supercampeón pluma de la AMB.

El primer round del combate fue de estudio, pero en el segundo Donaire encontró el camino y estuvo sometiendo duramente a la humanidad de Walters, especialmente con su potente gancho de izquierda que lo hizo retroceder. Es más, estuvo a punto de noquear, pero la campana salvó al jamaiquino en este asalto.

Sin embargo Walters no se amilanó. Se recuperó en el descanso y le provocó un corte en el párpado derecho al filipino desde el tercer round, lo mandó a la lona en ese asalto y mostró más confianza.

Donaire trató de recuperar terreno en los siguientes dos asaltos, pero Walters estaba fuerte, boxeando con inteligencia hasta ese intercambio del sexto que terminó el combate. Walters era el campeón regular pluma de la AMB y ahora se convierte en el supercampeón de las 126 libras de este organismo.

Rubio sin “veneno”

En la pelea estelar del sábado pasado en Carson, el invicto kazajo Gennady “GGG” Golovkin no tuvo problemas para retener su corona de los pesos medianos de la AMB y agenciarse el cinturón mediano interino del CMB, al noquear en apenas el segundo round al mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio.

Una combinación de golpes en apenas el segundo round, terminó con el “Veneno” Rubio, quien cayó a la lona y no se levantó para continuar en la contienda. Más bien parecía que Rubio no quería seguir peleando y se levantó muy tarde al conteo del réferi Jack Reiss.

Desde el viernes pasado, Rubio estuvo mal, porque no marcó el peso de la categoría (160 libras), al marcar 161.8, para perder en la báscula el cinturón mediano interino del CMB. En la pelea, el mexicano lució sin fuerzas, desgastado, pero sobre todo con ganas de salir huyendo del cuadrilátero; en tanto, Golovkin dominó sin problemas las acciones, hasta noquearlo a los 1:19 minutos de ese segundo asalto.