•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El domingo, que viajó de Coachella, en California, a Montecarlo, en Mónaco, el púgil Randy “El Matador” Caballero guardó en su maleta dos banderas: la de Estados Unidos y la de Nicaragua.

Desde que es boxeador profesional, ambos pendones forman parte de su equipaje, ya que pese a que nació en Estados Unidos hace 24 años, Randy no olvida la tierra de su padre Marcos, Nicaragua, donde en varias ocasiones ha sido tratado como un nicaragüense que busca escalar el “Monte Everest” del boxeo profesional, algo que pretende conseguir este sábado cuando enfrente al inglés Stuart Hall por la vacante corona gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

“Como siempre, voy a subir con mis dos banderas al ring. Nací en Estados Unidos pero me siento nicaragüense y gracias a todos aquellos que han apoyado mi pelea en Nicaragua”, dijo Caballero, en una charla sostenida con El Nuevo Diario desde el hotel donde está hospedado en Montecarlo.

“Espero que en Nicaragua toda la gente pueda ver mi pelea (será transmitida por el Canal 4). Voy a hacer una gran pelea para toda la gente de allá y estoy listo para ser el campeón mundial 11 en la historia del boxeo de Nicaragua”, reiteró.

Luce seguro

Caballero luce seguro para este combate con el inglés Hall, quien tiene 10 años más que él. “Estoy listo para ganar este título. Esta pelea es la más importante de mi carrera. Me siento fuerte, más que en todas mis peleas anteriores y estoy listo para coronarme”, indicó.

“Siento que soy más fuerte e inteligente en el ring, que Hall. Pienso que puedo ganar claro esta pelea y hasta puedo noquear, pero no me obsesiono con eso. Voy a hacer a mi trabajo en el ring y si el nocaut sale, será bienvenido”, reiteró.

Esta seguridad de Caballero tiene su base. Este muchacho tiene un récord de 21-0, con 13 nocauts. Hall tiene 16-3-2, con 7 nocauts y viene de perder su última pelea ante su compatriota Paul Butler.

En cambio, Caballero venció en su última pelea de abril pasado al japonés Kohei Oba, en un duelo eliminatorio. Pero lo mejor de todo es que Randy es un peleador con mucha velocidad, explosivo en el ring y con un gran carisma, algo que gustó a la empresa Golden Boy Promotions, que lo firmó pese a que casi no tienen exponentes en esas divisiones pequeñas.

“Creo que Hall no será difícil para mí. Estoy listo para esta pelea y pienso que no será nada difícil para mí”, insistió.

Tercer campeón

Caballero pretende ser el campeón mundial 11 en la historia de Nicaragua, pero el tercero de la ciudad de Coachella, en California, detrás de grandes nombres como Julio Díaz y Timothy Bradley.

“Si Dios quiere, el sábado habrá un nuevo Campeón Mundial para Nicaragua y para Coachella”, finalizó Caballero, con gran seguridad debido al fuerte trabajo que realizó para este combate.

 

10 campeones mundiales han surgido en la historia del boxeo profesional nicaragüense.