elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La selección femenina de fútbol recibió este lunes una calurosa bienvenida al llegar a Costa Rica después clasificar por primera vez a un Mundial en categoría mayor para mujeres.

Una cimarrona tocando música tradicional, una multitud con banderas tricolores y familiares de las jugadores se aglomeraron en las afueras del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría para recibir al equipo que participó en Estados Unidos en la eliminatoria de la Concacaf al Mundial de Canadá-2015.

"Estoy muy, muy feliz porque para nosotros es un sueño hecho realidad. El equipo fue la estrella, no lo fui yo (aunque) me alegra haber aportado con goles a la selección", declaró la delantera Carolina Venegas, máxima anotadora del equipo.

La jugadora destacó que el combinado tico deberá trabajar intensamente para hacer un buen papel en el Mundial. "No queremos ir solo a participar, queremos competir, por eso necesitamos fogueos de nivel", expresó.

El equipo encabezado por el entrenador uruguayo Carlos Avedissian clasificó en el segundo lugar de la región, detrás de Estados Unidos, que le propinó a las ticas su única derrota por un contundente marcador de 6-0.

Las costarricenses lograron su clasificación tras vencer en la primera fase a México, Jamaica y Martinica y en la segunda fase se impuso en lanzamientos de penales a Trinidad y Tobago. Solo perdieron la final ante Estados Unidos, pero ya habían obtenido el boleto a Canadá-2015.

Las jugadoras salieron una por una del aeropuerto en medio de vítores y gritos de "oé oé oé ticas, ticas" hacia un autobús, que las trasladó en caravana hasta el Proyecto Gol, sede de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

Sus familiares las esperaron con banderas y flores para darles la bienvenida y conmemorar la clasificación mundialista, mientras una banda y personajes enmascarados recreaban el ambiente típico de las fiestas populares del país.

"Hicieron historia, estamos orgullosos", manifestó en conferencia de prensa el presidente de la Fedefútbol, Eduardo Li.