•  |
  •  |
  • END

MADRID / EFE / ESPN
La penúltima jornada de la primera fase de la Liga de Campeones dará a Real Madrid, Atlético de Madrid y Villarreal la posibilidad de cerrar su clasificación para octavos, en los que el Barcelona ya tiene su sitio asegurado, pero busca el liderazgo de su grupo en su visita al Sporting de Lisboa.

Sólo quedan dos partidos para la configuración definitiva de la siguiente ronda del máximo torneo continental, a la que miran los grandes equipos de Europa con un panorama favorable, como es el caso de Chelsea, Liverpool, Bayern Múnich, Juventus o Arsenal, que resolverán su trabajo antes del último duelo si ganan sus choques.

El Real Madrid, en cambio, no depende solo de sí mismo, sino también del resultado del Zenit para asegurar su segunda plaza en el grupo H, cuyo penúltimo envite se disputará este martes con la visita del conjunto blanco a Bielorrusia para enfrentarse al débil Bate Borisov, aún con opciones remotas de clasificación.

El grupo madridista en el que el argentino Gonzalo Higuaín se ha unido en la lista de bajas por lesión a los holandeses Arjen Robben y Ruud Van Nistelrooy, Rubén de la Red, el malí Mahamadou Diarra y el italiano Fabio Cannavaro, estará en octavos con un triunfo y una derrota o un empate del Zenit frente a la Juventus.

Los italianos son líderes destacados del grupo. Más cerca tiene la clasificación el Atlético de Madrid, que jugará a puerta cerrada en el Vicente Calderón ante el PSV Eindhoven, por la sanción impuesta por la UEFA, y que alcanzará la siguiente ronda con una victoria e incluso con un empate.

El triunfo será definitivo para su clasificación, pero un punto ante el bloque holandés sólo será suficiente si el Liverpool, que afronta la jornada con los mismos condicionantes que el Atlético para lograr su pase, derrota al Olympique de Marsella en Anfield, dos resultados probables que dejarían totalmente definido el grupo.

El Villarreal también está a un paso. Le bastará con un punto en las dos próximas jornadas, la primera de ellas hoy contra el Manchester United en El Madrigal, para sellar su billete en el grupo E, en el que, además, pelea con los británicos por la primera posición.

El Barcelona ya espera en octavos, pero quiere más, el primer puesto del grupo C, para contar con un sorteo más favorable. Además, su duelo del miércoles es decisivo por ese objetivo, ya que se enfrentará al Sporting de Lisboa, su inmediato perseguidor a un punto de distancia de los azulgranas.

Por el primer puesto también pelean Bayern Múnich y Olympique de Lyon en el F, en el que se enfrentan, respectivamente, a un Steaua Bucarest, sin opciones, y a un Fiorentina obligado a ganar, mientras que los otros tres grupos están más abiertos, aunque con los favoritos previsibles al frente de cada uno de ellos.

Así ocurre en el A, en el que el Chelsea se juega el liderazgo en Burdeos, al que aventaja en un punto, con Roma y Cluj todavía con posibilidades de alcanzar los octavos de final; en el B, en el que Inter de Milán y el sorprendente Anorthosis estarán clasificados con triunfos ante Panathinaikos y Werder Bremen; y en el G, en el que el Arsenal prueba su dominio contra el Dínamo Kiev y el Fenerbahce de Luis Aragonés se juega su futuro en el torneo contra el Porto.