•  |
  •  |
  • END

William “Chirizo” González está en la recta final de su preparación rumbo a su pelea con el titular de la FIB, Joseph Agbeko, una situación que ha pasado cuatro veces antes de volver a frustrarse por igual número de suspensiones de este combate.

“No pienso en que eso vaya a ocurrir ahora. Estoy seguro que esta vez voy a enfrentarlo en el ring el 11 de diciembre en New Jersey. Y ojalá esté bien preparado, sino va a sufrir mucho porque estoy listo para darle con todo, las condiciones físicas que tengo son para traerme ese título a Nicaragua”, dijo González ayer después de una sesión de cinco rounds de guanteo con Marlon “La Rata” Aguilar en el gimnasio Alexis Argüello.

El camino para esta reyerta de título mundial ha sido tan largo como desesperante. Desde inicios del año se hablaba de la defensa de Agbeko con William, pero cada vez que se programó siempre ocurrió algo que lo suspendiera.

“Soy honesto, la última vez que se suspendió la pelea fue lo mejor que pudo ocurrir, porque ahora llevo mejores condiciones, he entrenado más fuerte y la confianza que tengo por la victoria es más fuerte, todo por la condición física que tengo”, agregó.


¿Te has imaginado cómo será la pelea?
“No me gusta imaginarme nada, pero sí puedo decirte que tenemos una estrategia en base a lo que conocemos de él. No voy hacer lo que hizo Luis Pérez que se le quedaba cuando lo golpeaba, no contragolpeó nunca por las condiciones en que llegó a esa pelea. Le voy a demostrar que ese título no es para alguien como él. No es un campeón sólido y eso se lo voy a traducir con cada golpe que reciba”.

¿Creés que ganarás por nocaut?
“Estoy muy bien preparado y si siento que lo pegué voy a buscar rematarlo. Creo que sí puedo noquear pero si no es así, voy a brumarlo de tantos golpes que va a recibir. Que no crea que voy a hacerme para atrás cuando tire sus golpes. De la manera que me proponga pelea así le voy a responder. Va ser una gran pelea”.

¿Qué va a ser lo más difícil de Agbeko?
“Hay que cuidarse de la velocidad de su boxeo, y sobre todo de su mano derecha, que es lo mejor que tiene. Pero no se preocupen que tenemos muchas variantes para anularlo”


¿Ha sido difícil esperar tanto por esta pelea?
“Sí, no puedo negar que hasta quise dejar el boxeo por tanto que se suspendía. Pero solo fue por momentos, después reflexioné que ésta es la oportunidad de mi vida, mi futuro, de salir adelante, y eso no se puede echar por la borda así no más. Quiero darle a Nicaragua otro título del mundo y por qué no, que antes de terminar este año haya tres campeones mundiales, con Juan Palacios y Román “Chocolatito” González.

William debe viajar a Estados Unidos el siete de diciembre para medirse el 11 a Joseph Agbeko, pero aún le preocupa que su entrenador, Ramón “El Chino” Gutiérrez, no tiene la visa para que lo acompañe a la pelea más importante de su vida.