•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

A dos meses de cumplir los 50 años, Bernard Hopkins enfrentará este sábado al ruso Serguei Kovalev en busca de convertirse en campeón indiscutido de los semipesados del mundo, un reto sin precedente que enriquecerá su legado en el cuadrilátero.

El estadounidense Hopkins, el campeón del mundo más viejo en la historia del boxeo, expondrá en la arena Boardwalk Hall de Atlantic City, Nueva Jersey, sus coronas de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Kovalev, de 31 años, es el monarca semipesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), un duro púgil que tiene registro de 25-0 con un empate y 23 nocáuts.

Hopkins, con récord de 55-6, dos empates y 32 nocáuts, se ha ganado sus dos sobrenombres según el transcurso de su carrera.

Cambio de apodo

Primero fue el “Executioner” (el “Verdugo”), por su largo reinado como campeón mundial de los pesos medianos, con un récord difícil de igualar por otro boxeador al acumular 20 defensas de título.

Y ahora se hace llamar el “Alien” (el “Extraterrestre”) por su extraordinaria capacidad física y mental para mantenerse vigente en este deporte.

“Todo lo que hago en este momento de mi carrera afecta mi legado”, dijo Hopkins en conferencia previa al combate.

El estadounidense agregó que “he establecido y roto muchos récords, pero convertirme en el más viejo e indiscutible campeón mundial de los semipesados es el objetivo, y Kovalev se interpone en el camino para lograr ese objetivo”.

Hopkins derrotó al kazajo Beibut Shumenov para ganar la corona de la AMB, convirtiéndose en el boxeador más viejo en unificar títulos.

De su lado, Kovalev hizo su tercera defensa del título de la OMB al derrotar al australiano Blake Caparello el sábado pasado.

“Respeto a Bernard Hopkins por aceptar esta pelea, pero le recuerdo que yo no soy un escalón más. Como él, vengo desde abajo y sé lo que es pelear por la vida”, indicó por su parte Kovalev.

 

173.5 LIBRAS marcó Benard Hopkins para su combate de esta noche contra el ruso Serguei Kovalev, quien llegará a este duelo con 174.5 libras.