•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Selección de Beisbol Sub-21 perdió a uno de sus mejores lanzadores en una de las etapas claves de la competencia: el derecho Braulio Silva, quien terminó lesionado en la victoria de Nicaragua de 6x4 ante Holanda, que los consolidó en su clasificación a la segunda ronda del Campeonato Mundial Sub-21 en Taichung, Taiwán.

En ese tercer encuentro de la etapa regular, Silva lanzó 3.2 episodios, permitiendo una carrera producto de 4 hits. Además de otorgar 4 bases por bolas y asestar dos ponches, para luego abandonar el partido por una molestia en su brazo de lanzar, que horas después fue diagnosticado como un tirón en el hombro, que deja fuera del Mundial.

“Los médicos me mandaron a 15 días de reposo, y después tendré que empezar mis prácticas a baja intensidad para recuperarme de esta dolencia. Creo que podré hacer mucha falta en los próximos juegos, pero en el nombre de Dios que todas las cosas salgan bien y que mi ausencia no se note”, apuntó Silva.

“Después que salí del juego, el manager Avellán me dijo que tome las cosas con calma y que tenga fe, que todas las cosas van a salir bien en la próxima ronda. Ya hemos visto jugar a Corea, República Checa y Taiwán. Son rápidos, batean muchos hits, solo buscan cómo conectar la bola, también tienen un pitcheo duro, pero nada fuera de lo común”, agregó el pitcher.

Otra baja

Por su parte, Emmanuel Meza bateó de 3-1 con una anotación ante los holandeses, pero después de ese encuentro terminó con un desgarre en la rodilla derecha que también lo deja fuera.

De esta manera, Meza se convierte en la segunda baja de la tropa pinolera previo a los enfrentamientos que sostendrá en la segunda ronda, en donde tendrá que ganar dos juegos para disputar medallas.

Para esta etapa, la Sub-21 tendrá sus tres juegos a las 4:30 a.m. --hora de Nicaragua--, y su primer choque fue hoy ante Corea del Sur, con Gerald Rojas en el montículo. Mañana Horace Rigby será el encargado de controlar a Taiwán. Mientras que Marlon Altamirano tendrá que hacer lo mejor para asegurar la victoria ante República Checa, el rival más cómodo para este sábado.