•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Selección Nacional Sub-21 casi hizo un milagro. Se ubicó entre los cuatro mejores equipos del Campeonato Mundial de Beisbol en Taiwán con una feroz ofensiva en sus últimas bateadas.

Después de estar bateando solo dos hits en las primeras cinco entradas, Nicaragua salió prácticamente de las cenizas para sacarle a República Checa un marcador que perdía hasta 4x1 y darle vuelta 7x4 con un rally de cuatro en el octavo inning.

Los pinoleros venían de tres derrotas consecutivas ante los asiáticos (Japón, Corea del Sur y Taiwán), a quienes apenas les anotaron 3 carreras en 27 entradas. Ahora caían 4x1 ante los checos y se veía difícil que reaccionaran con solo dos imparables ante el abridor, Marek Minarik.

Pero llegó esa capacidad de reacción que le dio a los nicas tres victorias seguidas en la primera fase del torneo, volvió, casi de la nada. Los pinoleros se acercaron 4x3 en el quinto, gracias a bases a Marvin Martínez y Jordan Pavón, y doble de Félix Castillo ante el relevista Jan Novak.

Angustia por resultado

Ese resultado tenía todavía afuera a Nicaragua, pues no solo necesitaba una victoria ante los checos, también era necesario que Corea venciera a Australia, y eso tampoco estaba ocurriendo.

Luego, de esas dos carreras en el quinto, los nicas volvieron a lo mismo, una seria anemia ofensiva. Y de pronto, las cosas se conjugaron: Nicaragua hacía un rally de cuatro en el octavo y Corea estaba empatando con Australia 7x7.

En ese octavo, el emergente Rafael Estrada recibió boleto, Jacksell Mairena disparó más las emociones con un doble y pese a que Arnol Rizo falló, Javier Robles dio una rola incómoda por el short stop que se convirtió en infield hit, mientras anotaba Nicaragua la cuarta carrera para empatar.

Pero había que rematar el duelo y con dobles consecutivos de Kenny Alegría y Jordan Pavón, sellaron la victoria 7x4.

Nicaragua enfrentó a Corea del Sur por el bronce, en un partido que se extendió hasta la madrugada de hoy.