•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El sueño de una medalla de bronce se desvaneció para la Selección Nacional de Beisbol Sub-21 que participó en el Campeonato Mundial de esta categoría, que finalizó en horas de la madrugada de este domingo en Taiwán.

Hoy, la tropa al mando de Jorge Luis Avellán, fue vencida 10-4 por Corea del Sur, en la disputa de la medalla de bronce que tuvo como escenario el Estadio Intercontinental de Taiwán.

Se desvaneció el sueño, pero no el mérito de esta tropa de muchachos menores de 21 años, con algunos refuerzos mayores, que finalizaron en la cuarta posición de un Campeonato Mundial y fueron los únicos representantes del continente americano, que llegaron hasta la etapa de finales. Los otros tres fueron asiáticos.

Un mérito sin duda alguna enorme para un equipo nacional que ganó tres de cuatro partidos en la primera ronda, ganó uno de tres duelos en la segunda vuelta y cayó nuevamente ante un equipo representantivo de Asia, esta vez Corea del Sur, que estuvo ganando por la mínima en tres entradas porque anotaron en el primer inning por jonrón solitario del patrullero central Koo ante el abridor pinolero Marlon Altamirano.

Altamirano, sin embargo, fue explotado en el cuarto cuando los coreanos se despegaron con un rally de tres en el tercero y cuatro en el quinto, para tomar una cómoda ventaja de 8-0.

Jorge Narváez rompió el embrujo del abridor coreano Summin Lee, con un elevado de sacrificio remolcador de Marvin Martínez, para el 8-1. Los nicas anotaron dos más en el séptimo y una en el noveno, pero los coreanos anotaron sus últimas dos en el octavo, para ganar de forma clara la medalla de bronce (10-4).

Arnol Rizo despertó en este partido bateando de 5-3, al igual que Marvin Martínez. Pero los coreanos se llevaron el triunfo y dejaron a Nicaragua sin medalla, pero con el orgullo de ser cuartos en el Mundial para peloteros de 21 años.

Taiwán, en su condición de local, se llevó la medalla de oro al imponerse 9-0 a Japón, con una gran labor del abridor Chun Lin Kuo. Y Nicaragua, fue el único intruso que logró colarse entre los cuatro mejores del mundo.

[Te interesa: Nicaragua entre los cuatro mejores]