elnuevodiario.com.ni
  •   Lausana, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los Juegos Olímpicos pasará a organizarse por pruebas deportivos y ya no por deportes, con el fin de dar mayor flexibilidad a su programa y permitir la introducción temporal de competiciones propuestas por los países que acogen cada edición.

"Hay una restricción a 28 deportes para los Juegos Olímpicos de Verano, pero este número es artificial porque no tiene una explicación, solo se basa en la tradición", señaló hoy el presidente del COI, Thomas Bach al presentar la versión final de las 40 propuestas de reformas que propone para el movimiento olímpico

Sostuvo que para la organización de los Juegos lo importante es limitar el número de personas acreditadas, es decir de atletas, entrenadores, personal médico y de apoyo, así como de funcionarios, para los que sí se quiere establecer límites.

La propuesta presentada por Bach en relación al programa olímpico limita a 10.500 el número de atletas participantes y 5.000 el de entrenadores y asistentes, en un total de 310 pruebas deportivas como máximo.

"Pensamos con una lógica de sostenibilidad y de flexibilidad para acomodar deportes que consideramos que deben ser olímpicos y que pueden ser más de 28", explicó el máximo responsable del COI.

Su idea -aclaró- no es que los juegos sean más grandes, sino más diversos, partiendo de la base de 306 competiciones para las que habrá una medalla de oro en Rio de Janeiro, en los Juegos de 2016, pero con un máximo de 310.

"Y para más diversidad y flexibilidad, respetaremos propuestas de las ciudades candidatas para introducir una o más pruebas únicamente en sus Juegos", agregó.

Pero si la propuesta incluye la introducción de un deporte tendrá que haber votación en una alta instancia decisoria, aclaró.

De ser aprobada esta propuesta -en una sesión que el COI celebrará el 8 y 9 de diciembre en Mónaco-, el plazo de siete años de anticipación requerido para incorporar un nuevo deporte a los Juegos carecerá de sentido, reconoció Bach.

COI asumirá los costes de viaje y alojamiento

"El periodo de siete años es obsoleto en caso de que todas las partes lleguen a un acuerdo", declaró, para luego indicar que en el caso de los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020 sigue abierta la posibilidad de "incorporar un evento (deportivo) al programa si la ciudad está de acuerdo".

La capital japonesa está abierta a la incorporación del béisbol y el sóftbol, deportes que son muy populares en el país.

Sobre la posibilidad de que los cambios que se propugnan para el programa olímpico puedan ser rechazados por las federaciones internacionales, las que perderían cuotas para dar espacio a otras disciplinas, Bach sostuvo que toda las federaciones fueron parte de los debates y de la preparación de las propuestas.

"Las federaciones han sido parte de las discusiones en todas las comisiones. He llamado dos veces a cumbres olímpicas y estuvieron de acuerdo en que necesitamos más flexibilidad. Por eso estoy muy confiado en que las federaciones no cambiarán su posición", señaló.

Otra de las propuestas que Bach consideró más transcendentales de las 40 que presentó fue la relacionada con la reducción del número de presentaciones que las ciudades candidatas a organizar los Juegos Olímpicos tendrán que hacer a lo largo del proceso de selección.

Ellas, además, tendrán que tener un carácter más técnico, agregó.

El objetivo es abaratar los costes de las candidaturas, para lo cual el COI asumirá los costes de viaje y alojamiento de delegaciones, de seis a doce personas, que es lo máximo que cree que se necesita.

Si el país decide enviar más gente, tendrá que pagar por él mismo.

Bach, quien asumió su cargo en septiembre del año pasado, ha hecho de este programa de reformas la prioridad de este primer periodo de su gestión, en el que quiere "demostrar que el COI se está abriendo, que quiere aire fresco".