•   Manchester, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un gol en el descuento, marcado por Raphael Guerreiro (90+1), permitió a Portugal ganar por 1-0 a Argentina, este martes en el amistoso jugado en Manchester, en el que el duelo entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo se redujo a los primeros 45 minutos.

Cuando el encuentro se dirigía a un empate sin goles, Ricardo Quaresma lanzó un centro desde la izquierda que fue rematado de cabeza por Raphael Guerreiro, pese a que Argentina no se merecía la derrota y tuvo más ocasiones, sobre todo en el primer tiempo.

Cristiano Ronaldo y Leo Messi estuvieron en el césped los primeros 45 minutos y, tras el descanso, entraron en su lugar Ricardo Quaresma y Nicolás Gaitán, respectivamente.

El partido en Old Trafford, el Teatro de los Sueños, pasó a ser el de los bostezos en la segunda mitad, sin las dos estrellas y con muy pocas ocasiones.

En el primer tiempo, Messi tuvo dos ocasiones, con un disparo que tocó ligeramente uno de los palos en el minuto 11 y un tiro libre que se marchó alto por poco en el 33, mientras que Cristiano Ronaldo contó con una ocasión en el 29, en unos 45 minutos en que Argentina fue muy superior.

Hicieron méritos

“Creo que a lo largo del partido hicimos méritos para un mejor resultado. Tuvimos el control del partido y las mejores ocasiones de gol”, lamentó el seleccionador argentino, Gerardo Martino.

El técnico de los portugueses, Fernando Santos, admitió que el juego no había sido el deseado, pese a la importancia del triunfo.

“No estoy satisfecho con nuestro juego, pero estoy contento con el resultado porque hacía 42 años que no ganábamos a Argentina”, destacó tras el partido.

La selección albiceleste se mostró más peligrosa desde el principio, tal vez con ganas de ofrecer una imagen distinta a la del amistoso ganado hace una semana a Croacia por 2-1 en que no hizo un buen partido. Esta vez jugó mejor y perdió.

Messi tuvo su gran ocasión en el minuto 11, en una llegada al área tras una pared con Lucas Biglia, pero cuando estaba cerca del portero portugués Beto, cruzó el balón que tocó ligeramente el segundo palo y se marchó fuera.

Fruto del dominio argentino llegó una nueva ocasión sudamericana en el 27 con un cabezazo de Javier Pastore tras un centro desde la derecha de Facundo Roncaglia.