•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Selección Mayor femenina de futbol brilló ayer en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en su debut. Derrotó a su similar de República Dominicana con un tanto de Ninoska Solís, en un partido que pudo ser para más, pues la Azul y Blanco femenino vio cómo se estrellaban en los palos cuatro disparos, cuando parecían que era imposible que no fueran a entrar.

El clima en la cancha era bastante fresco, pero las nicas se veían crecidas ante unas dominicanas que no sabían cómo reaccionar frente a lo ferocidad de sus rivales. Al final, las quisqueyanas, presionaron en los últimos minutos del partido pero las pinoleras supieron pelear en cada minuto para defender su puerta.

El gol cayó al minuto 30 cuando Yessenia Flores dribla magistralmente el balón a la orilla de la raya izquierda delante de la media cancha y centró para que Ninoska tocara de pierna derecha y anotara el gol. Fue una gran jugada de parte de las nicas. La femenina se medirá mañana a la Selección de Costa Rica, la misma que venció a las nicas en la final por los Juegos Centroamericanos el año pasado.

Caen en Estelí

La Selección de El Salvador derrotó 2-0 a la Azul y Blanco en el amistoso que se realizó noche en el Independencia.

Los nicas, luciendo un equipo ofensivo desde el arranque, pagó caro su intención de buscar el marco rival y dejar descuidada la defensa cuando su rival reaccionaba.

El primer gol de los cuscatlecos llegó por medio de Efraín Burgos al minuto 43 y al 80 selló el juego Nelson Bonilla. Para ese entonces, Nicaragua se veía sin idea de cómo llegar al área de los cuscatlecos.

El técnico Javier Londoño abrió con Justo Lorente, Alejandro Tapia, Erick Téllez, Jason Casco y Josué Quijano en defensa. Por el centro con Luis Copete y Luis Peralta y abierto estaban Juan Barrera y Elvis Pinel, mientras adelante con Dani Cadena y Eulises Pavón.

Los nicas jugaron un buen primer tiempo con Barrera y Pinel dándoles dolor de cabeza a la defensa rival a base velocidad y buena posesión de la pelota. Inclusive, junto a Cadena cada uno tuvieron para rematar a marco y poner adelante a los nicas, pero no fue así.

Y cuando mejor se veían los nicas, El Salvador, que tiene buen oficio por las bandas, sacó un balón desde el costado derecho y mandaron centro para que Burgos de cabeza, pusiera el primer tanto. Eso fue como un balde de agua fría mientras se veía una Azul y Blanco con mucha propiedad al ataque.

Pero solo fue intento tras intento, y fallido tras fallido lo que pudo reflejar la nacional. Ya en la segunda parte, se produjeron algunos cambios, unos por cansancio y otros por lesión. La más grave fue la de Quijano, quien se retorcía de dolor. Al final se dijo que sufrió un esguince de tobillo y estará fuera 15 días. Otro lesionado fue Pinel, que sin duda estuvo entre los mejores. Y además salió Cadena y entonces se vio un cambio enorme en lo que ofreció Nicaragua en el primer tiempo y lo que quiso hacer y ya no pudo en el segundo.