•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Es bajo de estatura, sin embargo, sus habilidades en el terreno de juego son impresionantes. Rápido de piernas y con una vista de halcón respetada, esas son las características del leonés Arnol Rizo, quien este año salió del anonimato y se convirtió en una figura del beisbol a nivel nacional.

Rizo con 23 años de edad, se adueño en agosto de dos récords establecidos en 1993 en el Campeonato Nacional de Beisbol Germán Pomares, el de bases por bolas recibidas y el de carreras anotadas. El pequeño Arnol dejó su marca en 83 pasaportes y 109 carreras anotadas, cifras que son impresionantes y que, seguramente, durarán por muchos años.

Pero el año fructífero para Rizo no terminó allí, porque semanas después fue convocado a la Selección Nacional Sub-21 que participó en el Mundial en Taiwán, donde se ganó un puesto en el All Star como el mejor jardinero central del certamen. “De un 10, valoro como un siete lo del Mundial, porque no alcanzamos una medalla, pero estoy muy contento creo que fue un gran trabajo el que hicimos”, asegura Rizo, quien está jugando con las Fieras del Oriental en la Liga de Beisbol Profesional Nacional, LBPN.

Su mejor año

El pelotero no tiene ninguna duda, este ha sido el mejor año en su carrera como beisbolista. “Si pienso que sí, es el mejor”, asegura. “Estoy contento, gracias a Dios todo el gran empeño y amor que le puse a los entrenamientos tuvo su fruto”.

Aunque no se pone cifras especificas para la Liga Profesional, Rizo espera ganarse un cupo de titular en el equipo y espera “tener una buena temporada”.