•  |
  •  |
  • END

Un gol de cabeza a los 61 minutos del hondureño César Salandia, puso fin al sueño de grandeza de Walter Ferreti ayer en el estadio “Cacique Diriangén” y mandó a la final del torneo de fútbol Apertura 2007 al Diriangén.
El tanto de Salandia le dio a los Caciques la victoria 1-0 en el partido de vuelta que dio el boleto a la final más esperada del fútbol pinolero, porque en la otra serie el clasificado es el Real Estelí.
La final se jugará a dos partidos de ida y vuelta, y dará inicio el próximo domingo 16 de diciembre en la ciudad de Diriamba, y ahí Diriangén buscará su primer triunfo, que lo acerque a un título más.
La tónica pareció no cambiar con respecto al primer duelo. Ferreti lució con más ganas y laborioso en busca del gol, aunque sin muchas luces para resolver el crucigrama defensivo de Diriangén.
La mejor ocasión del Ferreti para perforar el arco rival se presentó a los 36 con un remate de bolea de Emilio Palacios desde diez metros, que se fue apenas desviado, tras haberse encontrado frente a frente con el arquero Denis Espinoza.
Pero la pelota estuvo más en los botines de los jugadores del Diriangén con Gabriel Álvarez y Marcos Méndez marcando el compás que de a poco fueron llevando peligro al marco capitalino.
Previsiblemente, Ferreti se lanzó con todo hacia el ataque en busca de los goles para evitar la eliminación, pero el oficio capitalino chocó contra la disciplina de un Diriangén que no daba libertades atrás.
Las pretensiones del cuadro capitalino se complicaron más cuando a los 62 se quedó con diez hombres por la expulsión de su delantero Freddy Villareina.
Con este resultado, Diriangén vuelve a la final esta vez guiado de la mano del estratega Martín Mena, quien va a su primer final como director técnico.